Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El partido de Netanyahu busca extender la ley israelí a los asentamientos judíos de Cisjordania

En la moción, que no es vinculante para el primer ministro israelí, se pide también que la construcción de colonias sea ilimitada

Foto de archivo del asentamiento israelí de Maale Adumim, cercano a Jerusalén.
Foto de archivo del asentamiento israelí de Maale Adumim, cercano a Jerusalén. AP

El Consejo Central del principal partido en el Gobierno de Israel, Likud, presidido por el primer ministro, Benjamín Netanyahu, aprobó el domingo 31 de diciembre una moción para extender la legislación israelí a los asentamientos judíos en los territorios palestinos ocupados de Cisjordania. En esa moción —que no es vinculante para Netanyahu— se solicita también que la construcción de asentamientos sea ilimitada, según France Presse (Afp). El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abbas, ha condenado este lunes el resultado de la votación y ha criticado a Estados Unidos, histórico aliado de Israel, por su silencio.

Las colonias judías ubicadas en Cisjordania "son parte integral de la soberanía de Israel", afirmó Haim Katz, presidente del Consejo y diputado del Likud. Los expertos creen que el respaldo de la gran mayoría del partido derechista podría ser la antesala de una ley más amplia de la Kneset (Parlamento israelí) que sería aplicada en toda Cisjordania, donde la ANP aspira a levantar un Estado palestino independiente (junto con Gaza y Jerusalén Este), y donde los israelíes reivindican los históricos territorios de Judea y Samaria. 

La reacción del presidente palestino no ha tardado en llegar. "Esperamos que esta votación sirva de recordatorio a la comunidad internacional de que el Gobierno de Israel, con el apoyo de la Administración estadounidense, no está interesado en una paz justa y duradera [entre Israel y Palestina]". Y puntualizó: "El objetivo principal [del Gobierno israelí] es la consolidación de un régimen de apartheid en toda la Palestina histórica", dijo Abbas citado por Afp.

La resolución del Likud, votada durante la última noche de 2017, decía: "50 años después de la liberación de Judea y Samaria [actual Cisjordania], y con Jerusalén, nuestra eterna capital, el Comité Central del Likud llama a sus delegados a trabajar para permitir la construcción sin obstáculos y extender la ley y soberanía israelí en todas las zonas de asentamientos liberados en Judea y Samaria". 

De prosperar una ley en ese sentido, significaría un paso hacia la anexión de una parte de los 5.400 kilómetros del territorio de Cisjordania con más de 100 asentamientos considerados ilegales por la comunidad internacional. En la zona en cuestión viven 2,8 millones de palestinos y unos 400.000 colonos judíos. "Este será un paso digno de bendición, pues conducirá a la imposición de la soberanía israelí en las bíblicas Judea y Samaria [la actual Cisjordania]", declaró antes de la votación el ministro de Educación, Naftali Bennett, líder del partido Ha´Bait Ha´Iehudí (La casa judía), también conocido como Partido de los colonos. Netanyahu, en cambio, no estuvo presente en el momento de la votación.

Más información