Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Navalni convoca a sus seguidores para ser candidato a las elecciones

El opositor ruso está inhabilitado por sus antecedentes penales

Concentración en apoyo al opositor Navalny este domingo en Moscú.

El líder de la oposición extraparlamentaria, Alexéi Navalni, dio un paso más ayer en su intento de presentarse a las elecciones presidenciales que se celebrarán en marzo próximo, a pesar de que la ley rusa no permite que concurran quienes estén condenados por la justicia. Navalni está en libertad condicional tras haber sido sentenciado en un polémico caso de corrupción.

 Aunque la Comisión Electoral Central ha confirmado que el opositor no puede registrarse como candidato por sus antecedentes, Navalni convocó ayer a sus partidarios en asambleas en 20 ciudades para que ejerzan sus derechos y le propongan como candidato independiente.

“La ley dice que necesitamos solo un grupo de al menos 500 personas, pero nosotros convocamos 20 [asambleas] en 20 ciudades”, explicó ayer en su página web Navalni, quien prosigue su campaña electoral ya que considera anticonstitucionales las limitaciones que impone la ley a las personas condenadas. “La nominación en las 20 ciudades fue un éxito. Muchas gracias a todos. Mirad las fotos hechas en todo el país. ¿Quién de los otros candidatos tiene tanto apoyo? Exigimos que me dejen participar en las elecciones”, escribió más tarde en Twitter quien aspira a enfrentarse al presidente Vladímir Putin. Aunque apoyado por el partido gubernamental Rusia Unida, como pusieron de manifiesto el pasado sábado, Putin concurrirá a las elecciones como independiente.

Además de Putin, también se presentarán a las elecciones del próximo mes de marzo el liberal Grigori Yavlinski, por el partido Yábloko, y el ultranacionalista Vladímir Zhirinovski, dos veteranos habituales en las elecciones presidenciales. Pero el líder comunista Guennadi Ziugánov, otro veterano que ha participado en cuatro presidenciales, desistió esta vez explicando que ante el aplastante apoyo de que goza Putin (80%), había que unir “a todas las fuerzas populares y patrióticas con vistas a la creación en un futuro de un gran bloque de partidos de izquierda”. El candidato de la izquierda será esta vez Pável Grudinin, director del sovjoz (cooperativa agrícola) Lenin y diputado por la Duma regional de Moscú en tres ocasiones.

En cualquier caso, entre las dos docenas de personas que aspiran a competir por la presidencia rusa, la oposición extraparlamentaria al Kremlin tiene ya candidato a quien votar en caso de que, como parece probable, Navalni no pueda registrarse. Se trata de Ksenia Sobchak —hija de Anatoli Sobchak, que fue alcalde de San Petersburgo y, un tiempo, jefe de Putin—, quien en el programa presentado el sábado a sus partidarios afirmó que Rusia debe abandonar el régimen presidencialista y convertirse en una república parlamentaria en la que “la política exterior e interior del país debe ser definida” por un legislativo “multipartidista libremente elegido”.