Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Twitter suspende la cuenta de la ultra británica que retuiteó Trump

La plataforma social activa nuevas medidas para combatir los mensajes de odio y que incitan a la violencia

Logotipo de la compañía Twitter
Logotipo de la compañía Twitter AFP

La red social Twitter adopta nuevas medidas para prohibir el uso de imágenes que incitan al odio y la violencia. La nueva política se activa el mismo día en el que los gestores de la plataforma anunciaron la suspensión de la cuenta de Jayda Fransen, una de las líderes del movimiento de ultraderecha Britain First. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, retuiteó recientemente tres de sus mensajes con vídeos provocadores contra la comunidad musulmana.

Tampoco podrá utilizar la bitácora para colgar su mensaje Paul Golding, el líder de Britain First. La organización también está excluida y los mensajes que colgaron han sido borrados. Como resultado de la medida, también desapareciendo los retuits que hizo Donald Trump. Jayda y Golding fueron arrestados de nuevo la semana pasada en Belfast por un discurso que dieron en agosto.

Donald Trump desencadenó un huracán de críticas tras a final del pasado mes de noviembre retuiteó los vídeos del grupo extremista británico. La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, condenó la acción de su homólogo estadounidense, al considerar que este tipo de mensajes iban contra la decencia, la tolerancia y el respeto que caracteriza al pueblo británico.

Trump no recibió bien la crítica y respondió a May pidiéndose que no se centrara en las cosas que cuelga en su cuenta de Twitter, sino en el “terrorismo radical islámico que tiene lugar en Reino Unido”. Frasen, por su parte, consideró que el presidente de EE UU estaba legitimando a su movimiento. Britain First fue fundado hace seis años por miembros del antiguo Partido Nacionalista Británico.

Twitter ya adelantó el pasado mes de octubre que iba a reforzar su acción contra mensajes que glorifican o condonan la violencia. La nueva política contempla un mecanismo que advertirá a los usuarios antes de que puedan ver símbolos que incitan al odio. La red social deja claro que cualquier individuo u organización que exprese apoyo a la violencia será suspendido permanentemente de la plataforma.

La imagen de la esvástica nazi seguirá apareciendo en los mensajes que se cuelguen en la red social pero el usuario deberá desactivar una alerta antes de poder verla. No podrá utilizarse, sin embargo, en la información de los perfiles de las cuentas. Los que tengan estos símbolos deberán retirarlos, si quieren evitar quedar excluidos. También se están desarrollando otras herramientas para identificar violaciones.

Más información