Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El metro de Nueva York se hace más inclusivo

El gestor del transporte público retira la frase “señoras y señores” de los anuncios a los pasajeros

Pasajeros en una línea del metro de Nueva York
Pasajeros en una línea del metro de Nueva York

La ciudad de Nueva York no es solo la más grande de Estados Unidos, también es la más inclusiva. El gestor del servicio del transporte público acaba de dar un paso más en ese sentido al eliminar la frase “señoras y señores” en el saludo de los anuncios que se hace a los pasajeros del metro y de los autobuses sobre el estado del servicio. En su lugar se utilizará los términos “pasajero”, “viajeros” y “todo el mundo”.

Los responsables de la MTA, la agencia que supervisa la inmensa red subterránea, explican que se trata de cambiar la manera de comunicarse con los clientes “para darles una información mejor y más clara”. El ajuste es más sencillo en el caso de los sistemas electrónicos que hacen los anuncios. El cambio de hábito será más complicado para los supervisores, conductores y los empleados en las estaciones.

Las nuevas reglas se están aplicando desde mediados de noviembre, tras las elecciones a la alcaldía de Nueva York. El sistema de megafonía en los vagones del metro y autobuses se utiliza para dar información de servicio y seguridad, pero el cambio en la comunicación está abriendo el abanico a mensajes como recordar a los vecinos que deben ir a votar o sobre atracciones turísticas que hay cerca de las paradas.

El metro de Nueva York es utilizado a diario por más de 5,6 millones de personas, a los que se suman cerca de 2,4 millones que utilizan los diferentes servicios de autobús público por los cinco grandes barrios. Como señala los responsables del sindicato Transport Workers, entiende que el cambio se haga para ser “políticamente más correcto” hacia personas que no se identifican con un género.

El cambio de política se hace tres meses después de que el responsable de la agencia Joe Lhota asegurara que se está haciendo un mayor esfuerzo para informar a los viajeros y dar a los mensajes un tono más humano. Porque ni los nativos de la ciudad entiende muchas veces lo que se dice por el altavoz. Como ironizaba la prensa local, “los anuncios de los retrasos serán ahora más inclusivos”.

Síguenos en Twitter y en Flipboard