Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un paquete sospechoso desata la alerta en un mercado navideño de Potsdam

La policía ha desactivado un posible artefacto explosivo después de evacuar una amplia zona de la ciudad alemana

Potsdam Ver fotogalería
Uno de los puestos del mercadillo navideño evacuado en Potsdam este viernes. AFP

Un paquete sospechoso ha desatado la alerta en un mercado de navidad de Potsdam, al oeste de Berlín. Los agentes de seguridad han ordenado la evacuación de la zona tras detectar la presencia de un posible artefacto explosivo y posteriormente procedieron a su desactivación. En un primer momento, la policía del Estado de Brandeburgoinformó en Twitter de que quedaba "confirmada" la sospecha de que se trataba de un artefacto explosivo. Horas después, sin embargo, el ministro de Interior de Brandeburgo, Karl-heinz Schroeter, informó de que habían encontrado clavos dentro de un recipiente de metal sospechoso así como un polvo blanco, pero añadió que "no está claro que sea un explosivo", en declaraciones a la cadena de televisión n-TV. "Todavía tiene que ser analizado" y "estamos al inicio" de las investigaciones, insistió.

La policía precisó a continuación que no se encontró ningún detonador. En un tuit, precisó que el paquete sospechoso era un "objeto cilíndrico con cables, baterías y clavos".

Hace un año, un terrorista arrasó con un camión uno de los mercados berlineses y mató a 12 personas. El atacante, tunecino con vínculos islamistas, fue abatido por la Policía italiana días después en Milán. Este año, la seguridad en los puestos navideños de Alemania se ha visto reforzada.

En esta ocasión, el paquete con el presunto explosivo había sido depositado junto a una farmacia próxima al tradicional mercado navideño de Potsdam y fue descubierto en torno a las 14.30, según informó la policía. La zona fue acordonada y los agentes pidieron a los vecinos que permanecieran en sus casas. En torno a las cinco de la tarde, la policía de Brandeburgo informaba de que el artefacto había sido desactivado.

El número de agentes de policía y guardas privados se ha multiplicado en los mercados de navidad, que abrieron la semana pasada en Alemania. La seguridad se ha visto reforzada también con bloques de hormigón y otros elementos físicos para impedir que vehículos pesados puedan irrumpir en el mercadillo.

Más información