Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Golpe a un símbolo navideño

El mercadillo tradicional en el que se estrelló el camión es uno de los más concurridos de Berlín

Vista general del lugar donde se estrelló el camión, en un mercadillo de Berlín
Vista general del lugar donde se estrelló el camión, en un mercadillo de Berlín AFP

Alemania, un país que adora las tradiciones y que es capaz de recluirse en un raro ambiente de paz y armonía cuando el calendario marca la llegada de las fiestas navideñas, vivió en la noche del lunes un episodio que enlutó a la nación y dejó al desnudo que una de las tradiciones más antiguas y queridas de la población, los famosos y pintorescos mercadillos de navidad, pueden transformarse en trampas mortales, como ocurrió en la noche en Berlín.

Cada ciudad alemana se adorna a partir del último día de noviembre y hasta el último domingo de diciembre, con estos mercadillos que fueron inventados en el siglo XV en la ciudad de Dresde. La costumbre es beber vino tinto caliente con especias (Glühwein), cerveza, comer salchichas y comprar regalos.

El mercadillo navideño ubicado en la céntrica Breitscheidplatz de Berlin, a un costado de la famosa Gedächtniskirche, es uno de los lugares preferidos de los berlineses que viven en el sector occidental de la ciudad y también uno de los más visitados, por estar ubicado al costado de la principal arteria comercial de la ciudad.

El ambiente que reinaba en la noche del lunes en el mercadillo era el habitual y los vendedores de Glühwein estaban felices del frío que reinaba en la ciudad. Pero cuando irrumpió el camión de alto tonelaje, el público que llenaba la plaza supo de inmediato que ya nada volvería ser igual en la ciudad y que la paz y la armonía habían desaparecido para siempre.

Aunque al cierre de esta edición ninguna autoridad había querido confirmar de que la tragedia que mató a nueve personas había sido provocada por fanáticos terroristas, los informativos de la televisión tampoco quisieron excluir la posibilidad de que capital alemana se hubiera convertido en el escenario del peor ataque terrorista que haya vivido el país.

Segun Elmar Thevesen, un experto en terrorista de la segunda cadena de television, ZDF, el accidente en el mercadillo de navidad y que sacudió a la capital alemana y al resto del país, habría convertido en realidad una serie de sospechas que habían comenzado a circular en Berlín y que estaban originadas en informes de servicios de inteligencia. Berlín había sido mencionado en varios informes como "una gran ciudad que podría sufrir un atentado de envergadura“, dijo el experto que no reveló el nombre de los servicios de inteligencia.

Thevesen afirmó, sin embargo, que los organismos de seguridad alemanes ya calculaban con la posibilidad de un atentado criminal desde hace años, una sospecha que ya se había convertido en una acuciante realidad en el pasado reciente, cuando se produjeron cuatro pequeños atentados individuales que no causaron victimas mortales.

A comienzos del año, una joven de 15 años de origen árabe le enterró un cuchillo en el cuello a un policía en Hannover. En julio un joven de origen afgano atacó a varias personas con un hacha en un tren en las cercanías de Würzburg y, poco después, un hombre que intentó hacer estallar una bomba casera en una fiesta musical en la vía publica en Ansbach, murió cuando el artefacto explotó antes de tiempo.

Tampoco los organismos de seguridad habían descartado la posibilidad de que un mercadillo de navidad fuera elegido como un lugar ideal para causar muerte y destrucción. Aun está fresca en la memoria la detención de un niño alemán de doce años de origen iraní, que intento hacer explotar una bomba casera en el mercadillo de navidad en la cioudad de Ludwigshafen a fines del mes de noviembre.

Más información