Al menos cuatro personas mueren por la crecida de un río en Colombia

La avalancha por la temporada de lluvias deja un balance preliminar de 29 heridos, 18 desaparecidos y más de 200 damnificados

Un hombre camina con un perro después de una avalancha del río La Paila, en el municipio de Corinto, departamento del Cauca (Colombia).
Un hombre camina con un perro después de una avalancha del río La Paila, en el municipio de Corinto, departamento del Cauca (Colombia). Ernesto Guzmán Jr (EFE)

Al menos cuatro personas han fallecido por la crecida del río La Paila, en el departamento del Cauca, al suroeste de Colombia. La tarde del martes, las lluvias del invierno provocaron una avalancha de barro y palos que anegó parte del pueblo de Corinto, de unos 30.000 habitantes. Desde un municipio cercano se activó el sistema preventivo de alertas y más de 3.000 personas fueron evacuadas a tiempo, según ha informado el presidente, Juan Manuel Santos. Los muertos, 29 heridos y, por el momento, una lista preliminar de 18 desaparecidos, no corrieron la misma suerte. "La tragedia podría haber sido peor si no hubieran funcionado las alarmas", ha asegurado el mandatario desde la zona afectada.

El agua entró en Corinto de manera descontrolada llevándose por delante viviendas, un puente y afectando al sistema de alcantarillado, el hospital y dos centros educativos. "La Unidad de Gestión de Riesgos (UNGRD) está elaborando un inventario preciso de las casas afectadas, se estudia si derruir o reconstruir el colegio principal, además de otros daños en infraestructuras", ha dicho Santos. El Gobierno colombiano en colaboración con el Ejército, las autoridades locales y la UNGRD trabaja desde la madrugada en la primera fase de respuesta, la humanitaria, atendiendo a más de 240 damnificados con albergue, comida y kits de aseo, entre otros elementos de ayuda.

"Los carro tanques para suministrar agua potable están llegando", ha declarado el presidente. Al mismo tiempo, se concreta un registro único de afectados para comenzar a repartir subsidios de arriendo a todas aquellas personas que hayan perdido su casa o necesite algún tipo de reparación. El mismo procedimiento se lleva a cabo con los desaparecidos, se trabaja en una lista definitiva con la esperanza de encontrarlas cuando se restablezcan las comunicaciones con las zonas rurales cercanas, donde se les perdió el rastro.

El Instituto de Hidrología Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM) ya había advertido de que la segunda temporada de lluvia en Colombia, desde mediados de septiembre hasta mitad de diciembre, iba a ser la más fuerte del año en varias zonas del país, incluido el Cauca, con especial incidencia en octubre y noviembre cuando se están produciendo las mayores precipitaciones.

La primera temporada de lluvias que se alargó de enero a julio, dejó una de las peores tragedias naturales de la historia de Colombia. Cientos de personas murieron en Mocoa, cerca de la frontera con Ecuador, por otra avalancha. En aquella ocasión, la crecida de varios ríos por las lluvias, la falta de planificación urbana y la erosión provocada por la deforestación contribuyeron a la catástrofe.

Sobre la firma

Redactora de Cultura, encargada de los temas de Arte. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Fue parte del equipo que fundó Verne. Ha sido corresponsal en Colombia y ha seguido los pasos de Unidas Podemos en la sección de Nacional. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción