Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una feminista mexicana acusa a una policía de violación y torturas

Yndira Sandoval dirige el movimiento contra la violencia hacia las mujeres Todas Mx

Yndira Sandoval, en una fotografía publicada en su cuenta de Twitter.
Yndira Sandoval, en una fotografía publicada en su cuenta de Twitter.

La activista mexicana Yndira Sandoval ha denunciado ante la fiscalía haber sido víctima de violación y torturas en una cárcel municipal del estado de Guerrero, al suroreste de México, donde había acudido para dar una conferencia sobre erradicación de la violencia contra las mujeres. Según declaró al diario mexicano La Jornada, el pasado 16 de septiembre fue violada y golpeada en una celda por una policía, mientras otra agente vigilaba la entrada, y ahora, tras recibir amenazas, vive protegida por escolta. 

Los hechos que denuncia Sandoval se produjeron en una prisión de Tlapa de Comonfort, una ciudad de 46.000 habitantes. "El hecho de que sea una mujer mi agresora me hace confirmar que nuestros enemigos no son los hombres: es el machismo, es el sistema, es el patriarcado. son las prácticas, es el Estado con rostro de hombre o con rostro de mujer", ha declarado Sandoval, antropóloga social, e impulsora de Todas Mx, un movimiento mexicano de defensa de los derechos de las mujeres.

Sandoval requirió asistencia médica por un pequeño accidente con un clavo. El médico exigió el pago en efectivo. Sandoval ha explicado que salió de la consulta para dirigirse a un cajero, pero al regresar para recoger su teléfono vio que la policía municipal intentaba detener a su compañero por no haber pagado la factura. Cuando protestó por el arresto, ella también fue detenida.

La mujer relata que fue torturada "física y psicoemocionalmete" desde que fue introducida a la fuerza en el vehículo policial. Sandoval ha detallado las agresiones que sufrió en la celda, golpeada y violada por la agente mientras le decía "te dije que te ibas a chingar, te dije que te callaras, pendeja".  Sandoval fue puesta en libertad a los pocos minutos sin que su entrada en la cárcel fuera registrada.

La activista por los derechos de la mujer ha criticado las dificultades que sufrió para obtener un certificado médico e interponer la denuncia. Posteriormente, Sandoval ha recibido amenazas y ha sufrido un allanamiento de su vivienda. Las autoridades no han detenido a ninguna persona después de la denuncia. Tras hacer pública la violación, Sandoval ha asegurado que si no obtiene respuesta de la justicia mexicana llevará el caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Más información