Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

May tratará de desbloquear las negociaciones del Brexit con un discurso en Florencia

La primera ministra subrayará su deseo de mantener una relación “profunda y especial” con la UE una vez que Reino Unido la haya abandonado

May abandona Downing Street, este jueves.
May abandona Downing Street, este jueves.

La primera ministra británica, Theresa May, desvelará detalles sobre su visión de Reino Unido fuera de la UE en una discurso en la ciudad italiana de Florencia el próximo 22 de septiembre. Así lo han confirmado fuentes de Downing Street. El discurso, sobre cuyo contenido no se ha adelantado mayor información, será un intentó de desbloquear las negociaciones de ruptura, que se encuentran atascadas transcurridas ya tres rondas, antes de que se reanuden en Bruselas tres días más tarde.

May ofrecerá “una actualización del avance de las negociaciones hasta la fecha”, han explicado fuentes de Downing Street a la Press Association, y subrayará su deseo de mantener una relación “profunda y especial” con la UE una vez que Reino Unido la haya abandonado. Está por ver si aprovechará la oportunidad para pronunciarse sobre alguno de los temas más espinosos que impiden el avance de la negociación, como la factura que Reino Unido deberá abonar por sus cuentas pendientes al romper con la UE.

 Apenas se ha avanzado hasta la fecha, como señaló Michel Barnier, jefe negociador de la UE, en los tres temas en los que los Veintisiete han exigido avances significativos antes de empezar a hablar de la relación futuro. Estos son: los derechos de los ciudadanos europeos residentes en Reino Unido y de los británicos residentes en la UE; el problema de la frontera entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte, y la factura del divorcio. Así, hoy por hoy, un año después del referéndum, resulta poco menos que ingenuo pensar que las conversaciones sobre los acuerdos comerciales futuros puedan empezar este otoño, como estaba previsto. El reloj corre, pues, y el límite para las negociaciones impuesto por el artículo 50 del Tratado de Lisboa expira a finales de marzo de 2019.

Un portavoz de la primera ministra explicó que Theresa May ha elegido Florencia porque “quería dar un discurso sobre la relación futura con Europa en su corazón histórico”.

Más información