Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Israel consolida la presencia de colonos en Hebrón en plena visita del secretario general de la ONU

Guterres reafirma en Cisjordania que las colonias son “ilegales” según el derecho internacional

El secretario general de la ONU, António Guterres, este martes en Ramala.
El secretario general de la ONU, António Guterres, este martes en Ramala. AP

Casi cuatro décadas después de que los primeros israelíes se instalaran en Hebrón tras la Guerra de los Seis Días, el ministro de Defensa de Israel, Avigdor Liberman, ha otorgado este martes el estatuto de asentamiento autónomo a los 800 colonos afincados en la parte de la ciudad cisjordana —habitada por 200.000 palestinos— en la que están asentados. El anuncio de Liberman —en calidad de responsable del organismo civil que gestiona el territorio ocupado desde 1967—, se produce durante la primera visita a Israel y Palestina del secretario general de Naciones Unidas, António Guterres. El responsable de la ONU había declarado poco antes en Ramala, sede administrativa de la Autoridad Palestina, que “los asentamientos suponen un obstáculo para la paz” y “son ilegales” según el derecho internacional.

El titular de Defensa —él mismo un colono del asentamiento judío de Nokdim, al sureste de Belén— informó a la prensa en Tel Aviv de que la comunidad judía de Hebrón (sur de Cisjordania) había adquirido la condición de entidad independiente frente al consejo local de Kiryat Arba, colonia israelí de más de 7.000 habitantes colindante con la ciudad palestina. Liberman precisó, según informó The Jerusalem Post, que la nueva entidad será inscrita en el registro del Ministerio del Interior y en el de la Administración Civil dependiente de la unidad de enlace del Ministerio de Defensa en los territorios palestinos.

La decisión ha sido comunicada al día siguiente de que el primer ministro, Benjamín Netanyahu, se comprometiera en la colonia de Barkan, norte de Cisjordania, a no desmantelar más asentamientos. “Estamos aquí para quedarnos. Para siempre”, proclamó en un acto organizado para conmemorar el 50º aniversario de la Guerra de los Seis Días. “Evacuamos los asentamientos (de Gaza en 2005) y ¿qué recibimos cambio? Misiles”, afirmó Netanyahu para argumentar que los desalojos de colonos “no contribuyen a la paz”.

La declaración del casco histórico de Hebrón como Patrimonio de la Humanidad en peligro dentro de territorio palestino, adoptada el pasado 7 de julio por la Unesco, el organismo de la ONU para educación, la ciencia y la cultura, desató la indignación de Gobierno de Israel, que consideró que la resolución negaba el carácter judío de la ciudad. “Ahora se ha decidido que la Cueva de los Patriarcas es un lugar palestino, lo que significa que no es judío, y que está en peligro”, protestó entonces Netanyahu, en alusión al lugar donde la tradición sitúa la tumba de Abraham y de sus descendientes.

El secretario general de la ONU se había reunido el lunes en Jerusalén con el primer ministro israelí, quien le reprochó que la organización internacional mantiene una “obsesión absurda” con el Estado hebreo, al que aplica “tácticas flagrantemente discriminatorias”, según informó Efe. Guterres le replicó que él está comprometido con un ejercicio imparcial de su función y que trata “a todos los países por igual”, aunque consideró natural que en ocasiones pueda tener discrepancias con gobiernos de Estados miembros.

En su encuentro de este martes con el primer ministro de la Autoridad Palestina, Rami Hamdala, el exmandatario socialista portugués ha advertido de que no existe un “plan B” alternativo a la “solución de los dos Estados”, que calificó como “único medio de garantizar la paz y la coexistencia” entre israelíes y palestinos. Guterres tiene previsto visitar este miércoles la franja de Gaza, enclave palestino que será inhabitable en 2020, según prevé la ONU, si se mantiene el bloqueo a sus dos millones de habitantes.

El pasado 23 de diciembre, en la recta final del mandato del presidente Barack Obama, Estados Unidos se abstuvo en una votación de condena a Israel en Naciones Unidas, en lugar de ejercer el derecho de veto en defensa de su principal aliado en Oriente Próximo. La resolución 2334, que declaraba ilegales las colonias construidas en territorio palestino ocupado por violar el derecho internacional, fue aprobada con el voto unánime del resto de los miembros del Consejo de Seguridad, entre ellos el de España, que presidía por turno la sesión.

Fe de errores

En Kiryat Arba, asentamiento israelí colindante con Hebrón, viven 7.000 colonos y no 70.000 como por error se decía en una versión anterior de esta información.