Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trump ataca ahora a Amazon y la acusa de pérdidas masivas de empleos

“Pueblos, ciudades y estados a lo largo de Estados Unidos están siendo dañados”, dice el presidente

Trump y Bezos, primero por la derecha, en junio en la Casa Blanca
Trump y Bezos, primero por la derecha, en junio en la Casa Blanca AFP

Donald Trump asegura que nunca antes hubo un presidente en Estados Unidos que entendiera tan bien los intereses del mundo de los negocios como él. Pero antes de anunciar la cancelación de los grupos que le asesoran para potenciar la economía, el magnate volvió a atacar al que posiblemente sea el empresario de más éxito en la historia moderna del país: Jeff Bezos, fundador y consejero delegado de Amazon.

El primer mensaje en Twitter de este miércoles lo dirigió directo contra la compañía de comercio electrónico, acusándola de estar “haciendo un gran daño” a todo el sector con sus tácticas fiscales y de estar provocando la pérdidas de empleo por todo el país. “Pueblos, ciudades y estados a lo largo de Estados Unidos están siendo dañados”, asegura el presidente en la bitácora electrónica.

Amazon es uno de los objetivos preferidos de la retórica populista de Donald Trump. Los títulos de la compañía caían un 1% a media sesión. El presidente ya dirigió varios mensajes en la red social durante las últimas semanas contra Bezos, que también es dueño del diario The Washington Post, por cuestiones relacionadas con los impuestos en Internet. Pero está vez se concentra en el empleo.

Nadie discute que la disrupción de Amazon puso en jaque a cadenas tradicionales del comercio minorista como Macy´s, Kohl o JCPenny. Pero el argumento que utiliza Trump para atacar a la compañía es cierto a medias. Por un lado, recientemente anunció la contratación de 100.000 empleos a lo largo del próximo año y medio. Por otro, desde abril ya recauda impuestos en los estados donde vende directamente.

El presidente de EE UU ya prometió durante la campaña que Amazon tendría problemas si llegaba a la Casa Blanca. También dijo que Bezos compró la cabecera para tener “influencia política” en Washington y así proteger los intereses de la compañía. El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, dijo recientemente que está examinando la manera en la que Amazon recauda impuestos.

Amazon está en proceso de adquirir la cadena de supermercados Whole Foods. La compañía cuenta en la actualidad con 380.000 empleos en todo el mundo, la mitad de ellos en EE UU. Bezos se encontraba entre el grupo de ejecutivos del sector tecnológico que el pasado mes de junio se reunió con Trump en la Casa Blanca para abordar cuestiones relacionadas con la creación de empleo.

La nueva carga en Twitter, además, se produce cuando no pasó aún una semana de la visita del secretario de Defensa, James Mattis, a la sede de Amazon en el marco de una gira por otras firmas tecnológicas para tratar cuestiones relacionadas con la ciberseguridad. El propio Jeff Bezos colgó una foto en su cuenta de Twitter con un texto en el que se podía leer: “Un placer hacer de anfitrión”.

Bezos es uno de los mayores terratenientes de Estados Unidos con una gran extensión en Medina (Washington), así como mansiones en Washington D.C., Beverly Hills, Nueva York y su propio hogar en Seattle. Su obsesión es la conquista del espacio, que promueve con Blue Origin, empresa dedicada a los cohetes y satélites. Como dueño del Washington Post, aplica métodos propios de startups tecnológicas para adaptarse a los nuevos tiempos.