Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS Coordinado por JOAN FAUS

Trump difunde un mensaje en Twitter de un derechista conspirativo

En plena conmoción sobre Charlottesville, el presidente retuitea y luego borra una imagen de un atropello a un periodista de CNN

Reproducción del retuit de Trump emitida por la cadena MSNBC.
Reproducción del retuit de Trump emitida por la cadena MSNBC.

En medio del creciente debate racial tras los disturbios en Charlottesville, Donald Trump vuelve a verse envuelto en polémicas en Twitter. El presidente estadounidense reenvió el lunes a sus cerca de 36 millones de seguidores en la red social un mensaje de Jack Posobiec, un miembro de la llamada derecha alternativa que ha difundido varias teorías conspiratorias. Lo hizo el mismo día en que condenó por nombre a los supremacistas blancos que protestaron en esa ciudad de Virginia tras no haberlo hecho el sábado.

Y este martes, Trump retuiteó y luego borró un mensaje en que aparecía un tren que atropellaba a un reportero de la cadena CNN. El mensaje, que rezaba "Nada puede frenar al tren Trump", podía interpretarse como un aliento a la violencia contra la prensa, algo que ya hizo Trump en el pasado con otro vídeo animado sobre CNN. Y evocaba rápidamente a Charlottesville: las protestas en esa ciudad derivaron en el atropello por parte de un neonazi de una manifestación de antiracistas, lo que acabó con la vida de una persona.

Posobiec, que fue voluntario en la campaña de Trump, se describe en su perfil de Twitter como una "operador político republicano" de "nueva derecha". El nombre de su perfil es: "CNN es noticias falsas", un símil a los ataques a la prensa del presidente.

Una de las teorías conspirativas que ha difundido Posobiec es que un restaurante de Washington era una tapadera sobre una red de tráfico de niños controlada por Hillary Clinton. También que la muerte de un joven empleado del Partido Demócrata estaba relacionada con las filtraciones electorales de Wikileaks. Ambas noticias son falsas. Un joven estuvo a punto de perpetrar una matanza en diciembre cuando decidió ir a investigar, con un rifle en mano, la supuesta red en el restaurante de Washington.

El mensaje de Posobiec, que reenvió Trump, rezaba: “De mientras: 39 tiroteos en Chicago este fin de semana, nueve muertos. No hay indignación de los medios nacionales. ¿Por qué es eso?”. Parecía ser una crítica implícita a la cobertura de Charlottesville, como ya había hecho en los días anteriores, y un respaldo a Trump ante los reproches que ha recibido por su tibieza en condenar la violencia racista.