Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un comentarista de Fox News acusa a Trump de alentar una noticia falsa sobre las filtraciones de Wikileaks

Una demanda culpa a la cadena, la Casa Blanca y un donante republicano de orquestar una información errónea sobre la muerte de un trabajador demócrata

"Las noticias falsas", se lee en la sede de Fox News, este martes en Nueva York. Video: Rod Wheeler, comentarista de Fox. AP

El pasado 16 de mayo Fox News emitió lo que presentó como una exclusiva demoledora. Una información sobre Seth Rich, un trabajador de 27 años del Partido Demócrata que murió en un tiroteo en Washington en julio de 2016. La cadena conservadora aseguró que los correos demócratas que Wikileaks publicó durante la campaña electoral no los obtuvo de piratas rusos, como han concluido las agencias de inteligencia estadounidenses, sino que se los filtró alguien dentro del partido. Y también informó de que los demócratas estaban tratando de bloquear la investigación sobre la muerte de Rich.

Una semana después, Fox anunció, sin entrar en detalles, que se retractaba de la información. La policía asegura que Rich falleció tras un robo. El joven murió pocos días antes de que Wikileaks publicara los primeros correos robados al partido en un ciberataque atribuido a Rusia y con el objetivo de ayudar al republicano Donald Trump a ganar las elecciones.

El caso, un ejemplo de las noticias falsas que se extienden por la red, ha dado ahora un nuevo giro que apunta directamente a Trump. Rod Wheeler, un comentarista de Fox que trabajó en la elaboración de esa información, presentó este martes una demanda contra la cadena, según reveló la emisora NPR. Acusa a Fox y a Ed Butowsky, un acaudalado donante republicano simpatizante de Trump, de orquestar, bajo la supervisión y presión de la Casa Blanca, la historia sobre la muerte de Rich. Y de manchar su reputación.

Wheeler alega que Fox y Butowsky buscaban rebatir la conclusión de las agencias de inteligencia sobre el papel de Moscú en el ciberataque y las informaciones sobre los crecientes lazos entre el entorno de Trump y Rusia. La demanda esgrime que una periodista de Fox creó citas falsas que atribuyó a Wheeler y que sostenían que hubo un intercambio de correos entre el fallecido y Wikileaks.

Butowsky contrató a Wheeler, un antiguo detective, para que investigara sobre la muerte del empleado demócrata. Oficialmente, lo hacía para ayudar a su familia. La historia que emitió Fox se basaba en una fuente del FBI, proveniente del donante, y de la información recolectada por Wheeler. Ninguna de las dos era fidedigna. Y el FBI ha negado estar involucrado en la investigación de la muerte del joven.

Según la demanda, el 20 de abril, un mes antes de que la información se emitiera, Butowsky y Wheeler se reunieron en la Casa Blanca con Sean Spicer, el entonces portavoz de Trump. Ambos le contaron cómo avanzaban las pesquisas.

El 14 de mayo, el donante llamó al investigador y, citando a la Casa Blanca, le presionó para emitir la noticia. “Cerremos el acuerdo”, dijo en un mensaje de voz, según la demanda. Unas horas más tarde, le mandó un mensaje de texto: “No para añadir más presión pero el presidente acaba de leer el artículo [un borrador]. Quiere que el artículo salga inmediatamente. Todo ahora depende de ti. Pero no sientas la presión”.

Spicer esgrimió, en declaraciones a NPR, que el encuentro fue un gesto hacia el donante y que desconocía que Trump estuviera al tanto de la información. Y Butowsky aduce que era una broma su comentario sobre el presidente.

Trump suele poner a Fox como ejemplo de periodismo fidedigno y ha tergiversado el concepto de noticias falsas. Llama falsos a todos los medios que le son críticos.

La información de Fox alegaba que una investigación del FBI había encontrado pruebas de que Rich envió más de 44.000 correos electrónicos del Partido Demócrata a un miembro de Wikileaks ya fallecido. Los padres de Rich respondieron a la información con una orden judicial que pedía a Fox que dejara de reproducir las declaraciones de Wheeler porque eran falsas. Ahora, el escándalo ha llegado a los tribunales.

Más información