Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Google rechaza a Daily Stormer, la web neonazi promotora de la marcha de Charlottesville

Go Daddy amenaza con dar de baja la plataforma. En Twitter, la cuenta @YesYoureRacist identifica a los supremacistas bancos que participan en actos públicos

Imagen de la salida a bolsa de GoDaddy en abril de 2015.
Imagen de la salida a bolsa de GoDaddy en abril de 2015. AP

Solo hacen falta dos cosas para poner una página en la web: un nombre de dominio y un almacenamiento. Alojamiento y hospedaje, un lugar al que apunte el navegador para cargar una página. GoDaddy es el mayor proveedor de este servicio. Es criticado con frecuencia por su ausencia de cuidado con los clientes, pero es efectivo y barato. En contra de lo habitual, ha rechazado a Daily Stormer como cliente. Esta web está considerada como el punto de encuentro de los neonazis que se manifestaron y protagonizaron los actos violentos del pasado fin de semana en Charlottesville.

La empresa de hospedaje online ha cedido a la presión ejercida en redes sociales para dar de baja la página. El domingo les hicieron llegar a un ultimatum: "Hemos hecho saber a la página que tienen 24 horas para llevarse el dominio a otro proveedor. Si no lo hacen en ese tiempo, daremos de baja el servicio".

Ante el ciberdesahucio intentaron darse de alta en Google, conocido por tener un sistema sencillo para gestionarlo dentro de Google Cloud, una de sus divisiones más florecientes. Durante la mañana del lunes Google rechazó al cliente alegando que no respetan los términos de servicio.

Twitter se ha convertido en un lugar clave en este movimiento. Por un lado, los manifestantes racistas los utilizan como herramienta de difusión, captación de simpatizantes y activismo. Por el otro, los que tratan de frenar sus efectos, denuncian a los que tienen comportamiento racista y buscan la denuncia y escarnio público. A través de la cuenta @YesYoureRacist se identifica a los implicados en actos públicos y, en ocasiones privado, como acoso laboral.

Facebook también ha sido objeto de críticas por ser el espacio utilizado para activar la protesta. Su herramienta de eventos hospedó lo que después se convirtió en una manifestación de violencia. La red social ha explicado el martes por la tarde que tan pronto como lo detectaron, dieron de baja esa cita, pero la convocatoria ya estaba ahí.

Captura de pantalla del evento en Facebook.
Captura de pantalla del evento en Facebook.

Daily Stormer nació en 2013, fundado por Andrew Anglin. El pasado 13 de agosto el sitio comenzó a mofarse de Heather Heyer, de 32 años, que se manifestó en contra de la derecha radical en Charlottesville y finalmente resultó asesinada por un simpatizante neonazi. La cascada de insultos ha terminado por impulsar a la empresa, cuya capitalización bursátil supera los 6.000 millones de dólares, a rechazar al cliente.

Para los simpatizantes del Ku Klux Klan tener habilidades o aliados dentro del campo tecnológico va a ser clave para poder seguir con sus sitios online. El movimiento ciberpunk y los hackers originarios promulgaban, precisamente, el hazlo tú mismo. Se puede poner una página web online con la compra de un dominio, con un DNS propio, una sucesión de cuatro combinaciones de números en 0 y 255, en las que se hospeda una web. Inicialmente, los proveedores de Internet las daban gratis a los clientes de ADSL. A medida que Internet se hizo popular, comenzaron a derivar a IP (protocolos de Internet dinámicos). Volver a este comienzo y almacenar la página en un servidor local (bastaría con un viejo ordenador con el archivo HTML) sería suficiente.

Más información