Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aumenta la indignación en India tras la muerte de al menos 64 niños en un hospital

Las autoridades cesan al director, quien asegura que pidió fondos al Gobierno para comprar oxígeno

Manifestantes y estudiantes indios protestan por la muerte de 64 niños en un hospital, este domingo en Nueva Delhi.
Manifestantes y estudiantes indios protestan por la muerte de 64 niños en un hospital, este domingo en Nueva Delhi. AFP

Al menos 64 niños fallecieron en la última semana en un hospital público en el norte de India, según el último balance proporcionado por responsables locales, unas muertes que la prensa local atribuye a la falta de reservas de oxígeno en el centro médico. La oposición ha elevado la presión al Gobierno exigiendo la dimisión del jefe de Gobierno del Estado de Uttar Pradesh y del ministro de Sanidad del Ejecutivo central de Narendra Modi. "Este Gobierno es asesino", ha asegurado el líder opositor en el Estado afectado, el más poblado de India con más de 200 millones de habitantes. Varios centenares de personas se han manifestado en Nueva Delhi para exigir responsabilidades políticas por lo ocurrido.

Las autoridades de Uttar Pradesh decidieron a última hora del sábado suspender al director Hospital Universitario BRD. El Gobierno de este Estado ha ordenado la apertura de una investigación sobre los contratos de abastecimiento de oxígeno. Los medios indios han indicado que las muertes de los niños, de los que 34 eran bebés, han sido consecuencia en su mayoría de la escasez del suministro de oxígeno, después de que la empresa privada que lo suministraba dejara de aportarlo por las deudas del centro sanitario.

Este domingo, el ministro de Sanidad del Gobierno de India, J.P. Nadda, ha visitado junto al jefe de Gobierno de Uttar Pradesh, Yogi Adityanath, el hospital, situado en la localidad de Gorakhpur (unos 700.000 habitantes), a unos 800 kilómetros al este de Nueva Delhi. Adityanath— del partido gobernante de Narendra Modi— pidió paciencia hasta que la investigación se completara. "Averiguaremos si las muertes se deben a la falta de oxígeno o a otras negligencias. Los culpables no quedarán impunes", aseguró a un grupo de periodistas. El máximo responsable político de Uttar Pradesh también aseguró que el primer ministro Modi está muy pendiente de la investigación. 

Los responsables del hospital han negado que existan deudas por impago del suministro de oxígeno y han asegurado que se habían encontrado otras alternativas para aportar este gas, al tiempo que han atribuido muchas de las muertes a encefalitis y a otros problemas derivados de partos con dificultades.

Las facturas impagadas en el suministro de oxígeno se han convertido en un foco de tensión en las relaciones del hospital con el Gobierno del Estado, después de que el director del centro acusara a las autoridades de ignorar sus peticiones para obtener más fondos económicos. "Escribí al menos tres cartas", aseguró el cesado en declaraciones el sábado ante la prensa, antes de señalar que incluso sacó el tema en las discusiones por videoconferencia.

Más información