Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vladímir Putin, a la conquista de los jóvenes

El presidente ruso se reúne con más de 800 chicos y chicas procedentes de 66 regiones de Rusia

El presidente ruso, Vladímir Putin, este viernes en Moscú durante el programa televisivo.
El presidente ruso, Vladímir Putin, este viernes en Moscú durante el programa televisivo. AFP

La cita de Vladímir Putin, con los chicos y chicas de un campamento de verano en la localidad de Sochi, en el mar Negro, se transformó este viernes en una conferencia de prensa de dos horas y media de duración, durante la cual el líder ruso trató de congraciarse con los jóvenes ciudadanos de su país. El evento, denominado “conversación no infantil”, tuvo lugar en el campamento de verano Sirius, que se fundó aprovechando instalaciones construidas para la villa olímpica de los Juegos de Invierno de 2014. el campamento alberga a escolares rusos con talentos especiales en diversos campos (desde las ciencias a las humanidades, pasando por los deportes) de hasta 17 años de edad.


El Kremlin ha negado que la reunión con los escolares estuviera motivada por fines electorales, ante el escepticismo generalizado de los observadores políticos. Los expertos en tecnologías electorales pronostican que juventud será el principal foco— y también el hueso más duro de roer— en las elecciones al jefe del Estado de marzo de 2018. Escolares de decenas de ciudades rusas han salido a la calle este año en manifestaciones de protesta contra la política del líder que dirige los destinos de su país desde 2000.

El campamento Sirius está bajo el patronazgo de Serguéi Rolduguin, el violonchelista de San Petersburgo amigo de Putin, que, según los denominados “Papeles de Panamá”, es el poseedor de cuentas por valor de miles de millones de dólares en paraísos fiscales. En Sirius, Putin se reunió con más de 800 chicos y chicas procedentes de 66 regiones de Rusia y la reunión fue retransmitida en directo por el canal de televisión NTV (perteneciente al consorcio Gazprom, controlado por el Estado), así como por Youtube y por las redes sociales. En el verano de 2016, Putin visitó también el mismo campamento, pero entonces su comunicación con los estudiantes fue espontánea y no se formalizó a modo de rueda de prensa evocadora de los dos actos multitudinarios anuales en los que el presidente contesta a preguntas, uno es la conferencia de prensa anual con periodistas llegados de todas las provincias, y el otro el programa “Línea Directa” en el que los rusos formulan preguntas bien preparadas al presidente directamente desde sus lugares de residencia.

Los chicos y chicas preguntaban dando su nombre de pila, pero sin indicar su edad, excepto en el caso de un niño, campeón del patinaje artístico, del que los presentadores recordaron que tenía “diez años”. Sin embargo, por datos tangenciales (una chica que en el curso de una explicación dijo haber nacido en el año 2000 y otros chicos que planteaban problemas correspondientes al último año de la secundaria y el ingreso en la universidad) buena parte de las preguntas fueron realizadas por adolescentes de alrededor de 17 años, es decir potenciales electores y amigos de electores en las próximas presidenciales. En Rusia se vota a partir de los 18 años de edad.

Putin respondió a preguntas sobre cuáles eran sus aficiones y llaves de judo favoritas, su música preferida, sus sueños y experiencias infantiles (reiteró que su “universidad” habían sido “los patios de Leningrado”) y el suceso que más había influido en su vida (el fin de la URSS, según dijo). Interpelado sobre si se presentará o no a las elecciones, el dirigente dijo que todavía no ha decidido “si continuar o no el trabajo como presidente”. “Cuando me conteste a esta pregunta, pensaré en el próximo paso”, señaló. Considerando la posibilidad de hacer otras cosas distintas a ser presidente, Putin dijo que se interesaba por la ecología y que por eso durante varios años va en expediciones para la salvación de animales raros, como tigres, osos y esturiones. El presidente pareció crisparse ante una pregunta sobre problemas demográficos y otra sobre reducción de plantillas entre el funcionariado. También dijo que no usaba Internet ni las redes sociales, porque su jornada de trabajo es demasiado larga y cuando llega la noche “no estoy para Instagram y todo lo que pienso es cómo llegar lo más pronto posible a la cama”. También dijo que durante su formación como agente secreto había tenido el seudónimo de Platov, pero que ahora no utiliza seudónimo.

Más información