Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La justicia francesa rechaza retirar el último número de Paris Match

La revista sin embargo no podrá publicar de nuevo dos de las fotografías del atentado de Niza que causaron la demanda

Memorial en Niza en julio de 2016 tras el atentado que causó la muerte de 86 personas
Memorial en Niza en julio de 2016 tras el atentado que causó la muerte de 86 personas AFP

La justicia francesa ha rechazado retirar de los quioscos del país el último número de la revista Paris Match. Pero su decisión paralela de prohibir “toda nueva publicación” de dos de las fotografías del reportaje sobre el atentado de Niza de hace un año que habían provocado la denuncia ante los tribunales implica que, en los hechos, una vez agotadas sus existencias, los quioscos no podrán vender nuevos ejemplares.

La Fiscalía de París había solicitado este jueves la retirada urgente de los quioscos de la revista y la prohibición de la difusión en todos los formatos, especialmente los digitales”, del fotorreportaje de Paris Match, que en su último número publica fotografías explícitas del atentado del 14 de julio del año pasado, en el que 86 personas murieron arrolladas por un yihadista que lanzó un camión por la avenida en la que cientos de personas se congregaban para ver los fuegos artificiales de la fiesta nacional francesa.

En su argumentación, en la que se hacía eco de las denuncias presentadas por dos asociaciones de víctimas del terrorismo francesas, la Federación Nacional de Víctimas de Atentados y de Accidentes Colectivos (FENVAC) y de la Association Promenade des Anges de Niza, afirmaba que las fotografías “atentan contra la dignidad de las víctimas y de sus cercanos” sin aportar información “necesaria” nueva.

El fotorreportaje, que aparece en páginas interiores, no en la portada, muestra tanto imágenes de cámaras de seguridad que grabaron cómo el camión arrollaba a las personas —aunque están tomadas de lejos— como una fotografía, la más gráfica de todas, en la que se ve el cuerpo del terrorista, Mohamed Lahouaiej Bouhlell, muerto en la cabina del camión, abatido por las múltiples balas de los policías que intentaron frenar su marcha homicida. Otras de las fotografías publicadas, obtenidas del teléfono móvil del terrorista según Paris Match, muestra imágenes de la zona de Niza que atacó, el Paseo de los Ingleses, tomadas hasta un año antes del atentado. Esto confirma la premeditación del ataque, que fue reivindicado posteriormente por el Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés). Una última foto es un selfie del terrorista hecho en la zona del atentado unas horas antes del mismo.

Tras deliberar durante varias horas, el tribunal de gran instancia de París consideró que “la retirada de los quioscos del número en cuestión no constituiría una medida eficiente, ya que dicho número estaba ya en venta”, según la Agencia France Presse. Sin embargo, consideró que dos de las fotografías publicadas, que muestran a víctimas en el momento del ataque desde lejos pero que pueden ser identificadas por sus familiares, “atentan contra la dignidad humana”, por lo que prohíbe cualquier nueva difusión.

El director de la publicación, Olivier Royant, había prometido defender “con uñas y dientes el derecho de los ciudadanos, ante todo el derecho de las víctimas, de saber qué pasó exactamente”.

Tras conocer la decisión judicial, la revista celebró el fallo, que consideró como una defensa de la libertad de información. “En momentos en que toda Francia se prepara para rendir homenaje a las víctimas, Paris Match defiende el derecho de los ciudadanos a ser informados y a conocer la verdad, así como el derecho de las víctimas que hemos encontrado a dar su testimonio para que no se las olvide”, dijo en un comunicado.

 

Más información