Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La primera dama polaca deja colgado a Trump

Agata Kornhauser ignora involuntariamente el saludo del presidente de EE UU para dirigirse a Melania

El presidente polaco, Andrzej Duda, su esposa Agata Kornhauser-Duda, el presidente de EE UU, Donald J. Trump y la primera dama estadounidense, Melania Trump. Vídeo: Reuters / Foto: EFE

Donald Trump aterrizó el pasado miércoles en Varsovia para asistir a una cumbre con varios mandatarios de la región y reunirse con el presidente polaco, el ultraconservador Andrzej Duda, antes del arranque del G20 en Hamburgo. Duda acogió con los brazos abiertos al presidente estadounidense en un momento de fuerte tensiones con Bruselas. Pero su mujer, sin querer, no hizo lo mismo: cuando el inquilino de la Casa Blanca intentó estrechar la mano de la primera dama polaca, Agata Kornhauser, esta ignoró involuntariamente su gesto y siguió directa hacia Melania, a quien saludó primero bajo la mirada de Trump que se quedó con la mano colgando.

Más información