Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Retirados tres escuadrones de policías del dispositivo para el G-20 en Hamburgo por juerguistas

Las patrullas nocturnas detectaron faltas de disciplina, abuso del alcohol y escándalos sexuales nocturnos en el campamento donde habían sido acomodados

Policías alemanes durante una manifestación por la cumbre del G20 en Hamburgo el pasado 24 de junio.
Policías alemanes durante una manifestación por la cumbre del G20 en Hamburgo el pasado 24 de junio. REUTERS

Tres escuadrones de policías antidisturbios berlineses enviados a Hamburgo para integrarse en el operativo de seguridad de la cumbre del G-20, que la ciudad portuaria acogerá la próxima semana, han sido retirados del operativo y enviados de vuelta a la capital alemana por mal comportamiento estando fuera de servicio, falta de disciplina, abuso del alcohol y escándalos sexuales nocturnos en el campamento donde habían sido acomodados a las afueras de la ciudad, informa, entre otros, el diario local Hamburger Abendblatt

"Nuestra comandancia de Policía nos ha informado de que prescinde antes de lo previsto de agentes enviados a Hamburgo para reforzar la seguridad. El motivo sería un mal comportamiento durante la estancia en la ciudad", ha confirmado la Policía de Berlín en Twitter. El número de policías implicados varía de 300 a 210 o 100, según los distintos medios.

Según asegura la Policía de Hamburgo en una circular enviada a Berlín para explicar los motivos de su retorno, las patrullas nocturnas detectaron que los agentes berlineses celebraban "en exceso". Entre otros comportamientos inadecuados, citan a un agente en albornoz bailando con una pistola sobre la mesa en una "animada y ruidosa fiesta", a una pareja manteniendo relaciones sexuales en público y a orinadas en pandilla contra los postes de la alambrada del campamento. Diversos medios de comunicación han publicado imágenes del escándalo.

El rotativo comenta que "las escenas son más propias de turistas totalmente ebrios en Mallorca que de agentes de policía" y destaca que los mandos no estaban acuartelados con ellos sino que se alojaban en un hotel de la ciudad.

"La forma en la que nuestros colegas berlineses se divierten fuera de servicio es excesiva", se ha limitado a declarar el jefe de Policía de Hamburgo, Harmut Dudde. El portavoz policial en Berlín, Thomas Neuendorf, ha reconocido los hechos, ha tildado de "vergonzoso" el comportamiento de sus compañeros y ha advertido de que habrá consecuencias.

Los policías, que pertenecían a tres grupos de intervención y que son todos muy jóvenes, han pedido disculpas y han tratado de justificarse en el aburrimiento. Entre operativo y operativo no tenían nada que hacer, ya que que el cuartel donde los alojaron, Lettow-Vorbeck, un antiguo centro de acogida de refugiados, está muy apartado y no tiene ni un televisor. 

Los policías apartados habían llegado a Hamburgo para reforzar el dispositivo de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de las 20 economías industrializadas y en desarrollo más relevantes, que se celebra el 7 y 8 de julio. En total, estará formado por 15.000 efectivos de todos los cuerpos de seguridad del Estado y procedentes de distintos estados federados, un millar de ellos de Berlín. Hamburgo ha prohibido las manifestaciones en un área de 38 kilómetros cuadrados durante la cumbre del G-20, una medida que han recurrido en los tribunales organizaciones sociales y políticas al considerarlo  un ataque inaceptable a los derechos fundamentalesFuentes policiales esperan que entre 7.000 y 8.000 militantes de la izquierda radical violenta se concentren en la ciudad esos días.