Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco gráficos para entender el impacto del ‘Brexit’

La libra, la bolsa, la inflación y los precios de la vivienda se vieron afectados por la decisión de abandonar la UE

Hace justo un año los británicos se encaminaban a las urnas para tomar la decisión más importante en décadas: la permanencia o la salida de su país de la Unión Europea. La opción del Brexit se alzó por muy poco en el referéndum, y su impacto en los principales indicadores económicos no tardó en notarse.

La libra se rindió al euro. En agosto de 2016 los turistas y los británicos que pasaban por aeropuertos como Luton y Stansted, en el entorno de Londres, se topaban con una oferta de cambio inaudita. Las casas de cambio ofrecían menos de una libra por euro, circunstancia repetida en otros lugares del país. Excelente noticia para los visitantes de la Zona euro, que veían cómo el Brexit abarataba su estancia en Reino Unido, pero pésima para los nacionales que se dirigían a un país con euros sabiendo que las vacaciones iban a salirles más caras de lo esperado. Otros efectos del cambio se hicieron notar en el aumento de las ventas minoristas y el aumento del turismo procedente de los países del sur de Europa a las islas Británicas.

Escalada de la inflación. La inflación no ha dejado de aumentar desde la aprobación de la salida británica del Grupo de los 28. En abril de 2015 la tasa fue incluso negativa (-0,2%) y desde ese momento hasta el referéndum nunca subió del 0,5% (en marzo de 2016). Tras la votación, llegó al 1% en julio y el pasado mayo alcanzó el 2,9%. Alimentos, vestido y juguetes tiraron hacia arriba de los gastos de los británicos. Tan solo el coste del transporte descendió.

El impacto en la bolsa. El índice FTSE 100, que componen los 100 principales valores de la bolsa londinense y concentra un 70% del total valor mercado, y el FTSE 250, que reúne las 250 siguientes acusaron fuertes caídas la mañana del 24 de junio de 2016. En el cómputo global de bolsas, los mercados vieron volatilizarse nada menos que dos billones de dólares en apenas dos días.

El precio de la vivienda se frenó. Desde marzo de 2009 a febrero de este año el precio medio de una vivienda en Reino Unido ha crecido un 71%. El Brexit y la perspectiva de la activación del artículo 50 del Tratado de la Unión Europea, el de la solicitud de la salida de un Estado miembro "tuvieron un impacto en la confianza del mercado inmobiliario", según Countrywest, la mayor agencia inmobiliaria británica, citada por Financial Times. En los precios el impacto ha sido positivo, el valor medio de la vivienda ha experimentado ligeras subidas y bajadas en los últimos meses, rompiendo una tendencia de crecimiento casi imparable desde 2013.

Más información