Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La propaganda de Corea del Norte ‘hace estallar’ la Casa Blanca y el Capitolio

Un vídeo del régimen de Pyongyang llama a la guerra contra Estados Unidos y muestra la destrucción de sus símbolos

El vídeo difundido por el régimen de Pyongyang.

La Casa Blanca y el Capitolio por los aires. Un portaaviones en llamas. El bravo Ejército de Corea del Norte victorioso. La propaganda ha irrumpido en la escalada de tensión entre Washington y Pyongyang. Un vídeo liberado por el opresivo régimen norcoreano muestra imágenes de destrucción y victoria en un posible conflicto. A lo largo de dos minutos y medio, esta obra casi pop al servicio del Líder Supremo, Kim Jong-un, lanza inflamados mensajes contra el “enemigo a destruir” y se jacta de la capacidad militar de Corea del Norte. “Os enseñaremos lo que un país fuerte que lidera el mundo en tecnología balística y nuclear puede hacer”.

La bravuconada llega en un momento de máxima tensión. Ante la negativa de Corea del Norte a parar sus test balísticos, Estados Unidos ha optado por aumentar la presión en todos los frentes e incluso ha mostrado su disposición a emprender un ataque preventivo. En esta coreografía ha enviado al poderoso portaviones nuclear Carl Vinson y a su grupo de combate a aguas de la península. Al mismo tiempo, ha desplegado su escudo antimisiles en Corea del Sur.

La respuesta de Pyongyang ha sido probar sin éxito otro misil de alcance medio y redoblar su retórica antiamericana. Desde hace 20 años esta tiranía hereditaria no ha dejado de afinar su armamento hasta desarrollar una bomba atómica de 30 kilotones (dos veces la de Hiroshima) y una potencia balística suficiente para amenazar a Corea del Sur y Japón.

En este terrorífico escenario, el recurso a la propaganda ha sido constante. Desfiles, iconografía militar y una represión feroz alimentan a un régimen que ha convertido la guerra en su seña de identidad. A ese universo paranoico pertenece el vídeo y sus sones marciales. Con su sucesión de cañones, dianas, misiles intercontinentales fuego graneado y tropas trata de elevar la moral de una país paupérrimo que se ha embarcado en un pulso suicida con la primera potencia militar del planeta. El PIB de Corea del Norte es 1.600 veces menor que el de Estados Unidos. El vídeo no lo menciona.