El opositor ruso Navalni, condenado a 15 días de cárcel por las protestas contra la corrupción

El Kremlin califica de "provocación" las manifestaciones. Más de un millar de asistentes fueron detenidos

El opositor ruso Alexéi Navalni, este lunes en un juzgado en Moscú.Foto: atlas
Más información
La Rusia de Vladímir Putin
El termómetro de la disidencia rusa se llama Navalni

El opositor ruso Alexéi Navalni ha sido condenado este lunes a 15 días de cárcel por desacato a la policía durante la manifestación contra la corrupción de este domingo en Moscú. El Kremlin ha tildado este lunes de "provocación" las protestas, que fueron convocadas por Navalni, quien aspira a competir por la presidencia de Rusia en 2018. Durante la manifestación en Moscú fueron detenidas más de un millar de personas, entre ellas, el opositor ruso. Un juzgado le ha condenado también pagar una multa de 20.000 rublos (323,74 euros) por haber organizado lo que las autoridades consideran una manifestación ilegal. 

Decenas de miles de ciudadanos salieron a la calle este domingo en Moscú, San Petersburgo y otras localidades de la amplia geografía rusa en respuesta a la convocatoria de Navalni. "Lo que vimos ayer en muchos lugares, y tal vez en particular en Moscú, es una provocación y una mentira", ha declarado a la prensa el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, quien ha agregado que el opositor "mintió" diciendo que estas protestas eran "legales".

Navalni está acusado de instigar a la gente a salir a la calle, lo cual obstaculizó el tráfico y causó desórdenes públicos, según los medios locales. "No reconozco mi culpa. La gente está descontenta con la corrupción y por eso decidió participar en la manifestación pacífica", ha asegurado el opositor este lunes, durante la vista. El político ha destacado que durante los tres días anteriores a la protesta del domingo el Ayuntamiento de Moscú no ofreció ningún lugar alternativo en la ciudad para celebrar la protesta. "De acuerdo con la resolución del Tribunal Constitucional, en caso de negativa y ausencia en tres días de un lugar alternativo, nosotros debemos celebrar [el acto] en el lugar indicado originalmente. Los requisitos jurídicos fueron respetados al 100%", ha dicho.  

El opositor ha llegado al juzgado en un furgón policial y ha publicado en Twitter un autorretrato que se ha sacado antes de la vista acompañado del siguiente mensaje: "Llegará el momento en que los llevaremos a ellos a juicio (esta vez de manera justa)". Navalni ha ido relatando la jornada en la red social. Así, ha criticado que el tribunal haya rechazado su petición de presentar testigos.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El político ha denunciado en Twitter que 20 empleados de su Fondo contra la Corrupción han sido detenidos, además de que la policía ha requisado todos los ordenadores y diversos documentos, informa la agencia Efe. A principios de marzo, Navalni publicó un informe en el que acusa al primer ministro, Dmitri Medvédev, de estar al frente de un imperio inmobiliario financiado por oligarcas. Después, el opositor ruso instó a los ciudadanos a manifestarse. Cerca de 1.030 personas fueron arrestadas en la protesta de este domingo en Moscú, según France Presse, que cita a OVD-Info, una página web que controla la detención de activistas. La gran mayoría de ellos fueron liberados durante esta noche, tras ser multados. Cerca de 120 permanecen bajo custodia policial, ha informado OVD-Info.

Tanto la Unión Europea como la Secretaría de Estado de Estados Unidos han criticado las detenciones. La Secretaría de Estado de EE UU las tildó de una "afrenta a la democracia". El portavoz del Kremlin ha defendido este lunes la actuación de la policía rusa a la hora de dispersar a los asistentes a la protesta. "Las fuerzas del orden actuaron de manera absolutamente correcta, altamente profesional, y de acuerdo con la ley", ha dicho Peskov a la prensa local. Además, ha rechazado las críticas de EE UU y de la UE. 

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS