Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS Coordinado por JOAN FAUS

¿Qué hace Donald Trump con su sueldo?

Durante la campaña, el republicano prometió no aceptar su remuneración pero por el momento se desconoce si lo ha hecho

Donald Trump en el Despacho Oval, adornado por sus cortinas doradas.
Donald Trump en el Despacho Oval, adornado por sus cortinas doradas. REUTERS

Si hay algo que no le falta a Donald Trump es dinero. El pasado empresarial del actual presidente de Estados Unidos le ha garantizado un futuro económicamente cómodo a tal punto que durante la campaña prometió que no aceptaría su sueldo presidencial y que lo donaría a la caridad. Pero, casi dos meses después de tomar posesión, aún se desconoce qué está haciendo el magnate con su remuneración.

“No, no tomaré el sueldo”, dijo en una entrevista con CBS a los pocos días de ganar las elecciones en noviembre de 2016. Meses antes, en un mitin electoral ya lo anunció: “Trabajaré gratuitamente por nuestro país, no quiero un sueldo. No sé ni cuánto es, pero no lo quiero”. Recordó que “(el dinero) no es un problema” para él, cuya fortuna está valorada en más de 3.700 millones de dólares, según estimaciones de Forbes.

Una portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, dijo a la publicación Politifact en febrero que Trump “devolvería su sueldo a Hacienda o lo donaría”. Sanders no aclaró si el presidente ya había recibido sus primeros cheques.

La Constitución de EEUU obliga al presidente a recibir un salario anual (como mínimo un dólar). Desde 2001, la cantidad establecida es 400.000 dólares distribuidos en doce pagas mensuales de 33.333 dólares. Todos los presidentes excepto John F. Kennedy y Herbert Hoover lo han aceptado.

Durante las últimas semanas, la cadena MSNBC ha enviado una serie de peticiones a la Casa Blanca para que demuestre que el presidente no está recibiendo su salario. Pero ésta rechazó ofrecer ninguna prueba.

En la rueda de prensa rutinaria este lunes, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, explicó que “la intención del presidente es donar su sueldo a final del año”. La afirmación de Spicer implicó que hasta ahora Trump está ingresando la cantidad mensual establecida, al contrario de lo que prometió, para más tarde determinar a quién donarlo. Y para ello, según dijo el portavoz, “(a Trump) le gustaría vuestra ayuda para determinar adónde destinarlo”.

El problema de donar el salario

Aunque el gesto que supuestamente pretende hacer Trump debería ser positivo, también tiene sus desventajas. El sueldo presidencial garantiza el contrato social entre los ciudadanos y su líder. Mantiene la rendición de cuentas a la que debe estar sometido el Gobierno en un país democrático. Como recuerda Politico, “el salario presidencial confirma que el presidente sirve a la ciudadanía”.

En el caso de un presidente como Trump, el presidente que más división ha generado en las últimas décadas, la preservación de este contrato es todavía más importante. Y no recibir remuneración por su labor puede debilitar el sentimiento de responsabilidad que un presidente sienta hacia la ciudadanía.

En su día, el primer presidente de EEUU, George Washington, también prefirió no recibir un sueldo, pero el Congreso le obligó. No aceptarlo era saltarse lo que marca la Constitución. “Si las razones de los padres fundadores de este país pudieron convencer a George Washington, también son suficientemente buenas para Donald Trump”, señala el periodista Rob Goodman.

Más información