Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alepo, pese a la destrucción surge la vida

Las secuelas de la guerra, presentes en cada rincón de la ciudad, no impiden a los ciudadanos retomar algunas actividades cotidianas

Las tumbas se amontonan en un minúsculo parque de un barrio de Alepo en enero de 2017.

El camino entre Damasco y Alepo se completa en cuatro horas por carretera. Los 360 kilómetros que separan a las dos ciudades están atestados de controles militares y zonas de combate como Homs, Hama y Khanaser, escenario de violentos combates entre insurrectos y Ejército regular junto a las milicias aliadas. Una enviada especial de EL PAÍS recorre Siria poco antes de que se cumplan los seis años de guerra, pero en vez de hacerlo por la histórica M5, debe desviarse por lo que tarda el doble.

VER ESPECIAL COMPLETO

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >