Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mohamed VI llama al secretario de la ONU para que detenga “las provocaciones” del Frente Polisario

El Ejército de la República Árabe Saharaui Democrática impide el acceso a Mauritania de camiones marroquíes

Dos oficiales de la misión de la ONU en el Sahara Occidental (Minurso), durante una patrulla.
Dos oficiales de la misión de la ONU en el Sahara Occidental (Minurso), durante una patrulla.

El rey de Marruecos, Mohamed VI, ha llamado por teléfono este viernes al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, para alertarle sobre “la grave situación” que se vive en la región de Guerguerat, el último puesto fronterizo que controla Marruecos en el Sáhara Occidental, en la frontera con Mauritania. Mohamed VI se ha quejado sobre la “incursiones repetidas de elementos armados del Polisario” y de sus “actos de provocación”, según informa el Gabinete Real a través de un comunicado difundido por la agencia oficial MAP.

El monarca ha solicitado a Guterres que tome “las medidas urgentes y necesarias” para poner fin a una “situación inadmisible” que “amenaza seriamente el cese el fuego y pone en peligro la estabilidad regional”. Fuentes del Frente Polisario indicaron a este diario que, desde hace dos días sus soldados están impidiendo el acceso a Mauritania a los camiones que luzcan en su exterior el mapa de Marruecos con el territorio del Sáhara Occidental incorporado. “Los camioneros que han retirado esa propaganda de sus vehículos pasan sin ningún problema. Pero hay quienes han decidido mantenerla y entonces no se les permite pasar”, indicaron las citadas fuentes, sin precisar a cuántos camiones se les ha vetado el paso.

Las tensiones en la región de Guerguerat comenzaron a principios de agosto después de que Rabat decidiera emprender unas obras en la carretera que conduce a Mauritania, en una zona que controla el Frente Polisario. Rabat adujo en su día que el objetivo las obras era limpiar la zona de “comercio ilegal y de traficantes”. El 15 de agosto, el Frente Polisario protestó ante la ONU por escrito y puso a sus tropas en estado de máxima alerta. El entonces secretario general de la organización, Ban Ki-moon, expresó pidió a las dos partes que retirasen “todos los elementos armados”. Pero ambas partes continuaron con el despliegue de fuerzas.

Las citadas fuentes del Frente Polisario aseguran que solo 120 metros separan a los miembros del Frente Polisario de los soldados marroquíes. En medio de ellos se encuentran varios agentes de la Misión de las Naciones Unidas para el referéndum del Sáhara Occidental (Minurso).

La situación del Sáhara Occidental se halla estancada desde que en 1991 se firmara un acuerdo entre el Frente Polisario y Marruecos, con el auspicio de la ONU y el compromiso de ambas partes de organizar un referéndum sobre la independencia.