Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia imputa al ‘hombre del sombrero’ por los atentados de París

Las autoridades belgas han entregado a las francesas a Mohamed Abrini durante un día

Imagen del tercer terrorista del aeropuerto de Bruselas, identificado como Mohamed Abrini.
Imagen del tercer terrorista del aeropuerto de Bruselas, identificado como Mohamed Abrini. AFP

Mohamed Abrini o el hombre del sombrero, el supuesto miembro del comando terrorista que atentó en el aeropuerto de Bruselas el pasado 22 de marzo, ha sido reclamado por Francia para interrogarle por su presunta vinculación en los atentados de París del 13 de noviembre de 2015, según ha informado la fiscalía belga en un comunicado. Las autoridades judiciales francesas han podido disponer de él un solo día.

El abogado de Abrini en Francia, Emmanuel Pierrat, ha informado a través de un comunicado de que el presunto terrorista compareció ante uno de los seis jueces de instrucción encargados de la investigación por la cadena de atentados que causaron la muerte de 130 personas en París. El letrado no ha precisado los cargos de los que se acusa a Abrini, que se encuentra ingresado en una prisión de Nivelles (sur de Bélgica).

Mohamed Abrini, en una imagen cedida por la policía belga.
Mohamed Abrini, en una imagen cedida por la policía belga. AFP

A Abrini se le bautizó como el hombre del sombrero tras haber sido captado con esta prenda por una cámara de seguridad del aeropuerto de Bruselas, junto a los dos autores del atentado. Su ADN fue hallado en el automóvil que se utilizó en los atentados de París y en el apartamento del distrito bruselense de Schaerbeek del que partieron los suicidas que atentaron en el metro y en el aeropuerto de Bruselas, donde causaron 32 víctimas mortales.

El sospechoso estaba en búsqueda por los ataques de París tras ser identificado unos días antes en compañía de Salah Abdeslam, uno de sus autores, en una gasolinera de una autopista en dirección a la capital francesa.

El 23 de junio, un tribunal de Bruselas ejecutó la orden de arresto europea emitida por Francia contra él y las autoridades dieron luz verde a su entrega a este país. El tribunal de casación belga declaró que su traslado se llevaría a cabo solo con la condición de que fuera devuelto a Bélgica para cumplir la pena.

Su abogado francés ha destacado que se ha confirmado que el hombre estaba en Bélgica la noche de los atentados de París y criticó que esté siendo perseguido tanto en Francia como en Bélgica por los mismos ataques.