Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno de Gentiloni logra su investidura tras el sí del Senado

El sucesor de Renzi participará el jueves en Bruselas en el último Consejo Europeo del año

Paolo Gentiloni en el Senado italiano, este miércoles.
Paolo Gentiloni en el Senado italiano, este miércoles. REUTERS

El Gobierno de Paolo Gentiloni ya ha logrado su investidura. El voto de confianza obtenido el martes en la Cámara de Diputados —368 votos a favor y 105 en contra— acaba de ser completado por el del Senado, que le ha otorgado un respaldo de 169 a favor y 99 en contra. Al igual que sucediera el martes en la Cámara, los senadores del Movimiento 5 Estrellas (M5S) y de la Liga Norte decidieron no participar en la votación como protesta a la configuración del actual ejecutivo, que consideran “una fotocopia” del de Matteo Renzi, quien dimitió tras ser rechazada en referéndum su propuesta de reforma constitucional. Gentiloni, antiguo titular de Exteriores, ha incluido en su gabinete a todos los ministros de Renzi menos uno, la titular de Educación, Stefania Giannini, muy criticada por su gestión.

La única diferencia con respecto a la sesión del martes en la Cámara de Diputados tuvo que ver con la exigua mayoría con que cuenta en el Senado el Partido Democrático (PD). La mayoría está fijada en 161 senadores y la coalición de Gobierno solo dispone de 170, teniendo en cuenta que los 18 del partido de Denis Verdini (un antiguo colaborador de Berlusconi que engrasó el acuerdo nunca explicado entre Renzi y el líder de Forza Italia) decidiera votar en contra al no lograr ningún puesto en el Ejecutivo de Gentiloni. Las siempre turbulentas aguas del PD, con un sector crítico envalentonado contra Renzi tras su derrota en el referéndum, podrían haber provocado algún susto a Gentiloni, que sin embargo ya tiene luz verde para viajar el jueves a Bruselas y participar en el último Consejo Europeo del año.

Para acortar trámites, Gentiloni decidió no pronunciar el habitual discurso programático y, en su lugar, consignó en el Senado su intervención de apenas 20 minutos— en la Cámara de Diputados. Allí insistió en su reconocimiento al Gobierno de Renzi, recalcó que entre sus prioridades está la nueva ley electoral y la reconstrucción de los pueblos golpeados por el terremoto, y anunció que “el Gobierno intervendrá para garantizar la estabilidad de los bancos y los ahorros de los ciudadanos”. Una vez con el Gobierno investido, ahora el interés se centrará en el Partido Democrático (PD) y los ajustes de cuentas que, tras el batacazo del referéndum, protagonizarán Renzi de un lado y el sector crítico del otro. Los viejos políticos que Renzi quiso matar políticamente (el ex primer ministro Massimo D’Alema, el secretario del PD Pier Luigi Bersani…) gozan ahora de una excelente salud. Y muchas ganas de venganza.

Más información