Los libertarios pueden frenar a Trump en Georgia

Muchos ciudadanos están muy descontentos con los cabezas de lista de los viejos partidos y eso deja espacio a los pequeños

Nathan Wilson, secretario general del Partido Libertario en Georgia.
Nathan Wilson, secretario general del Partido Libertario en Georgia.Clemens Wergin
Más información

Existe una empresa con un solo empleado que podría costarle la victoria a Donald Trump en la conservadora Georgia. "Hemos reducido la distancia entre Trump y Clinton", asegura Nathan Wilson, secretario general del Partido Libertario en Georgia y el único empleado a tiempo completo que se puede permitir el partido en estos momentos. El sistema político estadounidense está hecho a la medida de los dos grandes partidos gracias al sistema electoral por mayorías. Sin embargo, este año una mayoría de los votantes está muy descontenta con los cabezas de lista de los viejos partidos y eso deja espacio a los pequeños.

El candidato libertario Gary Johnson tiene una media del 6% en todo el país, pero según datos arrojados por una reciente encuesta del periódico Atlanta Journal-Constitution, en Georgia alcanzará incluso el 9%. Una razón importante por la que Trump solo está un 2% por delante de Clinton y por la que las elecciones en el estado conservador están repentinamente tan abiertas. "En un estado rojo como Georgia hacemos más daño a los republicanos porque muchos independientes vienen con nosotros", afirma Wilson.

Desde marzo, cuando Trump arrasó en el supermartes (en inglés, Super Tuesday), el número de miembros del partido en Georgia se ha duplicado. 25.000 ciudadanos se han apuntado como voluntarios a la campaña de Johnson. "Tiene mucho que ver con la mentalidad de Georgia, aquí la gente no quiere que el estado se inmiscuya en sus vidas", aclara Wilson. Y ya que, finalmente, se han cortado las alas libertarias del partido republicano, muchos prefieren alinearse con los liberales radicales.

Especialmente los jóvenes en Georgia, la generación de los milennials, ven cierto atractivo en los libertarios. Para ellos, los partidos viejos se han encostrado, la política establecida está alineada con el nepotismo y las contrapartidas. "Atlanta es junto con Chicago, de las ciudades con más nepotismo", declara Wilson. Y los jóvenes tienen la sensación de que no van a recibir tanto como las generaciones anteriores. Un voto para el partido libertario es, por lo tanto, un símbolo de protesta contra las circunstancias existentes.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción