“¡Llamé a la policía para pedir ayuda y han matado a mi hermano!”

La policía de El Cajon, San Diego, mata a un afroamericano desarmado, el tercero en Estados Unidos en 10 días

En la foto, a la derecha, el hombre que luego falleció en supuesta posición de disparo.Foto: reuters_live | Vídeo: @ELCAJONPOLICE / REUTERS-QUALITY

En medio de una creciente tensión en Estados Unidos por una nueva serie de homicidios de hombres afroamericanos a manos de la policía, un agente de El Cajón (cerca de San Diego, California) mató el martes a tiros a un hombre negro desarmado. Es el tercer caso que trasciende a los medios en menos de dos semanas. El hombre, al que la policía aún no ha identificado oficialmente, se negó a obedecer las indicaciones de los agentes y en un momento dado simuló apuntarlos con las manos, lo que provocó los disparos. No llevaba un arma. Los agentes habían acudido al lugar al recibir una llamada sobre el comportamiento errático de la víctima.

Más información
Interactivo | Más de 170 negros muertos a manos de la policía en 2016
La herida racial persiste en la recta final de la presidencia de Obama

"¡Llamé para pedir ayuda, no para que lo mataran!", se oye decir a una mujer identificada como la hermana de la víctima en un vídeo publicado por una testigo en YouTube. "¡Dios mío, han matado a mi hermano!", repite llorando la mujer en la escena del homicidio. La mujer dice que la víctima tiene 30 años y tenía problemas mentales. "¿Por qué no podían darle con un taser? ¡Os dije que tenía problemas mentales y lo habéis matado!".

El jefe de la policía de la localidad, Jeff Davis, explicó que el suceso se produjo después de que el ahora fallecido se negase a obedecer "múltiples órdenes" mientras mantenía sus manos en los bolsillos. "Súbitamente sacó un objeto del bolsillo frontal del pantalón, juntó las dos manos y las extendió hacia los agentes en postura de disparo". En ese momento estaba siendo apuntado por una agente de frente mientras otro, desde el costado, apuntaba con una pistola eléctrica. Ambos dispararon sus armas.

Este miércoles había convocadas protestas en San Diego por parte de movimientos contra la violencia policial.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

La policía de El Cajón ha hecho pública una nota en la que explica cómo fue el incidente con un hombre negro en la treintena, que "actuaba como si no fuera él mismo", según le contó la hermana del fallecido a la policía cuando le pidió que interviniese. "El sujeto caminaba de un lado a otro mientras los oficiales trataban de hablar con él. En un momento dado, el sujeto sacó rápidamente un objeto del bolsillo delantero del pantalón, puso ambas manos y las extendió rápidamente hacia el agente en lo que parecía ser una posición de tiro. En este momento, el funcionario que portaba un dispositivo de control electrónico descargó su arma. Al mismo tiempo, el funcionario que empuñaba el arma de fuego descargó su arma varias veces, impactando en el sujeto", dice la nota policial.

El Departamento de Policía de El Cajón ha difundido una fotografía extraída de un vídeo del incidente, en la que se puede ver a dos agentes apuntando con sus armas al fallecido (su nombre no ha sido facilitado), quien, a su vez, aparece como si estuviera apuntando a uno de los policías.

Este vídeo ha sido extraído de un teléfono móvil de un testigo que grabó toda la escena. El testigo entregó el vídeo a la policía para la investigación. El Departamento aún no ha difundido la grabación. En la foto no puede apreciarse si el fallecido lleva o no un arma. Según el diario Los Ángeles Times, los investigadores no hallaron arma alguna en el lugar del suceso.

Tras lo ocurrido, unas 200 personas, de acuerdo con la CNN, se concentraron para protestar frente a la comisaria de la localidad, situada a las afueras de San Diego. Este caso ocurre apenas una semana después de los fuertes disturbios que se registraron en Charlotte (Carolina del Norte) tras la muerte de otro afroamericano a manos de la policía y rodeado de un creciente clima de crispación racial en el país. Igualmente ocurre apenas diez días después de que otro afroamericano también fuera abatido a tiros por una agente de la policía de Tulsa (Oklahoma).

Sobre la firma

Pablo Ximénez de Sandoval

Es editorialista de la sección de Opinión. Trabaja en EL PAÍS desde el año 2000 y ha desarrollado su carrera en Nacional e Internacional. En 2014, inauguró la corresponsalía en Los Ángeles, California, que ocupó hasta diciembre de 2020. Es de Madrid y es licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad Complutense.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS