Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La sombra del KGB planea sobre el pasado del presidente palestino

Investigadores israelíes aseguran que Abbas fue agente soviético, según documentos de 1983

El historiador israelí Gideon Remez muestra una copia del documento sobre la pertenencia de lider palestino Mahmud Abbas al KGB. Reuters-Quality

En horas bajas de popularidad entre los suyos, sacudido por la inestabilidad política interna y cuestionado por los sectores más extremistas del Gobierno israelí, la sombra del pasado planea ahora de forma inquietante sobre el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, de 81 años. Investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalén aseguran que el rais fue agente del KGB, el espionaje soviético, según documentos entregados a Reino Unido por un desertor tras el desmoronamiento de la URSS que han sido citados este jueves por la prensa israelí.

Parte de los archivos del comandante Vasili Mitrojin, que se hallan depositados desde 1992 en la Universidad de Cambridge, fueron recientemente desclasificados y se permitió el acceso de los historiadores a su contenido. Profesores del Instituto Truman, entre ellos el historiador Gideon Remez, se hicieron cargo de los documentos relativos a Oriente Próximo, entre los que localizaron una breve mención a un agente apodado Krotov (Topo). “Abbas, Mahmud. Nacido en 1935 en Palestina, miembro del comité central de Fatah y de la OLP. Agente del KGB en Damasco”, reza su reseña en los papeles de Mitrojin relativos a 1983. El actual presidente palestino vivió en el exilio en la capital sitia tras la fundación del Estado de Israel en 1948, donde estudio leyes, y se doctoró en Moscú en 1982. Desde 2005 preside la Autoridad Palestina tras suceder a su fundador, Yasir Arafat.

Una fuente de la Administración de Ramala citada por Reuters ha precisado que Abbas fue “oficial de enlace” entre la Organización para la Liberación de Palestina y la Unión Soviética –que apoyaba abiertamente la causa palestina frente a la ocupación israelí-, antes de calificar de “absolutamente absurdas” las afirmaciones sobre su pasado como espía, a las que acusó de formar parte de una campaña para desprestigiar al rais.

Los medios de comunicación israelíes han aireado el trabajo de los investigadores de la Universidad Hebrea precisamente cuando el presidente de la Autoridad Palestina y el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, se han mostrado a favor de reunirse en Moscú a petición del jefe del Estado ruso, Vladímir Putin. Este encuentro, para el que aún no se ha fijado un fecha, sería el primero desde que fracasaron, en abril de 2014, las últimas negociaciones de paz impulsadas por Estados Unidos.

El mediador enviado a Tierra Santa por Putin —en cuya biografía oficial consta que fue agente del KGB— para acercar posiciones entre israelíes y palestinos —el viceministro de Exteriores Mijaíl Bogdanov—, fue precisamente embajador en Damasco a partir de 1983, el año en el que Abbas fue supuestamente captado por el espionaje soviético según los archivos Mitrojin.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información