Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El incremento de los controles fronterizos franceses atasca el puerto de Dover

Las colas de vehículos llegaron a los 19 kilómetros y obligaron a esperar hasta 15 horas

Vehículos atrapados en los accesos al puerto de Dover este domingo.
Vehículos atrapados en los accesos al puerto de Dover este domingo. AFP

El refuerzo de los controles de la policía de fronteras francesa en el puerto de Dover, en el Reino Unido, ha provocado este domingo colas de 19 kilómetros, que miles de personas soportaron en uno de los dias del verano de mayor afluencia de tráfico en dirección a Francia. La espera se prolongó hasta 15 horas.

Los funcionarios del puerto de Dover criticaron las graves carencias de personal en el control francés para hacer frente a la salida masiva, a lo que se sumó el incremento de las medidas de seguridad. Tanto Gran Bretaña como Francia mantienen controles fronterizos en el lado contrario del Canal de La Mancha en virtud de un acuerdo recíproco.

Dover es el principal puerto de salida de los ferrys que cruzan el Canal de La Mancha, con dirección a Calais, en el noroeste de Francia, a unos 33 kilómetros de distancia.

Un enfermo de esclerosis múltiple que viajaba hacia Alemania para recibir tratamiento con células madre ha sido una de las personas que se vieron obligadas a pasar la noche en sus vehículos. Su viaje se convirtió en una dura prueba de 20 horas de espera para Tanya Cudworth, de 50 años, que viajaba a una clínica de Fráncfort. Fue, dijo, uan experiencia "absolutamente terrible". "Diecinueve horas en el coche ha agravado, obviamente, mis síntomas", añadió "Durante el día hacía mucho calor y no había nada suficiente agua y por la noche ... no se podía dormir porque había que seguir adelante. No conseguimos nada de agua hasta las 3 de la madrugada y vi mujeres con bebés, familias jóvenes y las personas con animales, sin agua".

Peronal británico colaboró con los agentes de fronteras franceses para aliviar el atasco. "Somos conscientes de las presiones de seguridad que sufre la policía francesa en Dover," dijo una portavoz del Gobierno británico. "La alteración ha sido extraordinaria,  pero la seguridad es primordial".

A media tarde de este domingo, la policía local de Kent informó de que la afluencia de tráfico había vuelto a la normalidad, con retrasos de unos 30 minutos.

Más información