Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El G20 rechaza apoyar explícitamente a Erdogan

Turquía pidió incluir una moción que defendiera la "legitimidad" de su Gobierno tras el golpe de Estado fallido

La delegación turca en la reunión de ministros de Finanzas del G20 en Chengdu (China) ha intentado, sin éxito, lograr un espaldarazo a su Gobierno. El viceprimer ministro y máximo representante del Ejecutivo en el encuentro, Mehmet Simsek, propuso a varios de sus homólogos incluir un párrafo en el comunicado final que defendiera la legitimidad del Gobierno turco después del fallido golpe de Estado. Turquía se topó con el rechazo de varios países miembros, especialmente los de la Unión Europea.

El viceprimer ministro turco, Mehmet Simsek, con los ministros de finanzas de China y Japón durante la cumbre del G-20.
El viceprimer ministro turco, Mehmet Simsek, con los ministros de finanzas de China y Japón durante la cumbre del G-20. Getty Images

El párrafo en cuestión, que no pasó de los borradores, incidía en que "el fortalecimiento del Estado de derecho es fundamental para el desarrollo sostenible y apoyamos al Gobierno legítimo de Turquía en sus esfuerzos para mejorar la estabilidad económica y la prosperidad", informa Reuters.

Simsek negó a través de un mensaje en Twitter que hubiera propuesto esta moción, pero el comisario económico de la Unión Europea (UE), Pierre Moscovici, confirmó en rueda de prensa este domingo que Turquía sí había tratado de buscar este apoyo. "Hubo una pequeña intervención del ministro, pero después de hablar con algunos de nosotros estimó que era aconsejable no plantear esta cuestión en la sesión del G20. Es una sabia decisión, es lo más indicado para evitar malinterpretaciones", subrayó el alto cargo europeo.

Horas antes de que empezara la cumbre multilateral, Simsek defendió en un foro paralelo la adhesión de Turquía a los valores democráticos y el imperio de la ley. El representante turco reconoció que el intento de golpe de Estado del pasado día 15 ha generado interrogantes sobre la situación del país, pero indicó que "en realidad, nada ha cambiado demasiado" desde entonces.

Tras este intento fallido, el Gobierno presidido por Recep Tayyip Erdogan ha puesto en marcha una oleada de detenciones sin precedentes y decretado el estado de emergencia durante tres meses, lo que ha derivado en varios llamamientos por parte de la comunidad internacional a que se respete el Estado de derecho en el país. "Algunos de nuestros amigos y aliados europeos también aplican el estado de emergencia y la gente está más relajada", dijo Simsek, refiriéndose al caso francés.

No es habitual que en los comunicados finales de las reuniones del G20 se incluyan referencias concretas a determinados países. Una de las últimas excepciones fue precisamente en la reunión de los titulares de Finanzas del pasado febrero en Shanghái, cuando la fuerte presión de la delegación británica logró que el grupo incluyera una referencia explícita sobre los riesgos que supondría el Brexit para la economía mundial.