Kerry y Mogherini defienden la unidad europea frente al ‘Brexit’

Los jefes de la diplomacia europea y estadounidense advierten a Turquía contra los excesos

John Kerry y Federica Mogherin, este lunes en Bruselas.
John Kerry y Federica Mogherin, este lunes en Bruselas.STEPHANIE LECOCQ (AFP)

El Brexit ha convertido a Estados Unidos en un férreo defensor del proyecto europeo. El secretario de Estado John Kerry ha instado este lunes a la Unión Europea a articular la salida británica “de la manera más tranquila posible y manteniendo el máximo nivel de cooperación”. Tomando como punto de partida “la lucha contra el fascismo” en la Segunda Guerra Mundial, Kerry ha ensalzado los valores europeos tras reunirse en Bruselas con la alta representante para la Política Exterior Europea, Federica Mogherini, y los ministros europeos del ramo. Tanto Kerry como Mogherini han aprovechado su comparecencia conjunta para alertar a Turquía de que el fallido golpe de Estado “no puede servir como excusa para alejar al país de la democracia y del Estado de derecho”, en palabras de la jefa de la diplomacia comunitaria.

Más información

El secretario de Estado estadounidense había planeado con tiempo su visita a Bruselas para desayunar con los ministros de Exteriores. Sobre la mesa estaban las crisis en Siria, Libia y Ucrania. El intento de golpe de Estado en Turquía y el último atentado terrorista en Francia han alterado la agenda, pero ninguno de estos asuntos ha logrado robar protagonismo a la crisis europea que más preocupa en Washington: la decisión británica de abandonar el club. Con una hora de retraso —por el tiempo que han llevado las discusiones—, Kerry ha comparecido para hacer una encendida defensa de la UE y recordar a sus ciudadanos que todos los países que la integran son hoy más prósperos y comparten sólidos valores de democracia y bienestar.

El responsable de la diplomacia estadounidense ha asegurado haber obtenido garantías del nuevo ministro británico de Exteriores —el controvertido Boris Johnson, que hoy se estrenaba fuera de Londres— de que Reino Unido continuará comprometido con Europa. “Con la nueva situación hay más incertidumbre pero hoy he percibido un notable sentido de unidad y compromiso de mantener nuestros valores comunes”, ha asegurado Kerry ante la prensa. Mogherini ha preferido no hacer referencias al Brexit en una mañana en la que el ministro recién nombrado para la salida de la UE, David Davis, ha invocado por primera vez la posibilidad de cortar el acceso a Reino Unido de los llamados “migrantes de la UE” (ciudadanos europeos con pleno derecho a moverse libremente por Europa) si se produce un pico de entradas.

Mucho más pragmático y ambiguo, Johnson ha querido enviar un mensaje de estabilidad a su entrada a la reunión de los ministros con Kerry. "De ninguna manera vamos a abandonar nuestro liderazgo en la participación europea", ha asegurado, pese a que el futuro encaje entre Reino Unido y el club comunitario es, de momento, una incógnita. Durante el desayuno de trabajo, el secretario estadounidense ha pedido que Londres negocie con Bruselas su nueva relación con la UE al mismo tiempo que se pacta la salida para no crear vacíos. La Comisión Europea es muy crítica con este enfoque porque considera que el Gobierno británico puede sacar mucha ventaja, en detrimento de los 27 Estados restantes.

Para reforzar el compromiso entre Bruselas y Washington, Kerry ha apelado al asunto más controvertido que negocian ahora ambos bloques, el tratado comercial bilateral (TTIP, por sus siglas en inglés). El secretario de Estado ha reafirmado su intención de concluirlo antes de que acabe el mandato de Barack Obama y ha anunciado que se implicará personalmente para tratar de deshacer los mitos que lo rodean. “Voy a volver aquí [a Europa] en los próximos meses para dar charlas sobre esto”, ha avanzado.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Ante esa apasionada defensa del europeísmo en un momento en que la adhesión al proyecto vive horas bajas en la propia UE, Mogherini ha expresado: "Algunas veces necesitamos que nuestro mejor amigo [en referencia a Estados Unidos] nos recuerde el valor extraordinario de la Unión Europea".

Más allá del Brexit, tanto Kerry como Mogherini se han mostrado inquietos por la ola de represión que se está produciendo en Turquía después del intento de golpe de Estado. Kerry incluso ha llegado a hablar en nombre de la OTAN, a la que pertenece Turquía, para decir: “Mediremos con mucho cuidado lo que está sucediendo”.

Sobre la firma

Lucía Abellán

La redactora jefa de Internacional de EL PAÍS ha desarrollado casi toda su carrera profesional en este diario. Comenzó en 1999 en la sección de Economía, donde se especializó en mercado laboral y fiscalidad. Entre 2012 y 2018 fue corresponsal en Bruselas y posteriormente corresponsal diplomática adscrita a la sección de España.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción