Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ‘hombre del sombrero’ dice que Abdeslam captó a los involucrados en los atentados de París

Mohamed Abrini responsabiliza de la logística al único de los yihadistas del 13-N detenido

Najim Laachraoui
Imagen del conocido como terrorista del sombrero captada en el aeropuerto. afp

El supuesto terrorista Mohamed Abrini, conocido como el hombre del sombrero, ha declarado en los interrogatorios policiales que Salah Abdeslam, el único de los yihadistas de los atentados en París que sigue con vida, había captado a los terroristas que estuvieron involucrados en el ataque, de forma que ha confirmado las sospechas de los investigadores en torno a su papel logístico en el ataque.

Según los extractos de su declaración policial, a la que ha tenido acceso la cadena de televisión VTM, Abrini ha indicado que Abdeslam —detenido el 18 de marzo en Bélgica—  "aparte de dos o tres que hicieron el camino solos, fue a buscar a todos los implicados en los atentados de París que procedían de Siria". "Fue a buscarlos y los dejó en los refugios", ha revelado el detenido. "Lo sé porque dormí con ellos en los apartamento, y allí aprendí muchas cosas", ha añadido.

Abrini también ha revelado el papel de Abelhamid Abbaoud, el islamista belga al que se ha considerado el cerebro de los atentados y que murió en Saint-Denis, y ha asegurado que de "simple combatiente" habría escalado en la organización hasta convertirse en "emir". "Tenía a unas mil personas bajo sus órdenes, principalmente belgas y franceses", ha confirmado el detenido, que sostiene que había ganado batallas en Siria. "Varias veces Abaaoud me pidió que me quedara, que me hiciera combatiente, pero me negué: no quería quedarme en un país en guerra", ha afirmado.

"La seguridad nunca evitará los atentados"

En sus declaraciones, Abrini ha explicado también algunos detalles sobre su huida tras los atentados simultáneos de París, que dejaron más de 130 muertos. En este contexto, el hombre del sombrero contó  que en su fuga iba "de cafetería en cafetería" y que de día descansaba en un parque.

Abrini ha asegurado que la orden de arresto internacional emitida en su contra no le impidió llegar a Bruselas: "Orden internacional, buscado... todo eso no significaba nada", ha afirmado. "Pasaba todos los días por delante de los militares y los policías con una gorra. La seguridad nunca evitará los atentados", ha añadido.

Actualmente Abrini está en una prisión de Brujas, en Bélgica, investigado por su papel en los atentados de París y Bruselas. Tras su detención a principios de abril en Bruselas, Abrini confesó ser el hombre del sombrero que evitó inmolarse junto a los otros dos kamikazes en el aeropuerto de Bruselas el 22 de marzo y cuyas imágenes fueron captadas por las cámaras de seguridad del aeropuerto.

Más información