Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía turca detiene a otras 28 personas en relación al atentado

El número de sospechosos arrestados asciende a 41, de ellos 32 extranjeros. La conexión chechena gana peso en la investigación

La policía turca capturó este viernes a 28 sospechosos en relación a la masacre del pasado martes en el aeropuerto Atatürk de Estambul, con lo que el numero de detenidos asciende ya a 41, más de la mitad de ellos de nacionalidades extranjeras. En el ataque fallecieron 44 personas y de los más de 200 heridos 80 continuaban hospitalizados este viernes, algunos con pronóstico grave, según el último parte publicado por la delegación provincial del gobierno de Estambul.

Familiares de una de las víctimas del atentado en el aeropuerto de Atatürk.
Familiares de una de las víctimas del atentado en el aeropuerto de Atatürk. EFE

Poco antes del alba, efectivos de la Unidad Antiterrorista de la Policía turca penetraban en un domicilio del distrito de Basaksehir, en el extrarradio de Estambul y donde el jueves ya se habían practicado detenciones, y arrestaba a 11 personas, una de las cuales en el momento que trataba de escapar por el balcón. Los apresados en esta redada eran en su mayoría extranjeros, y entre ellos había al menos uno de nacionalidad rusa.

Por otro lado, en la ciudad de Gaziantep, en el sureste de Turquía, fueron capturados otros 17 presuntos yihadistas de nacionalidades extranjeras y con vinculación al ISIS y supuestamente también relacionados con el atentado de Estambul. Según un comunicado de la delegación del Gobierno de Gaziantep la operación se dirigió contra domicilios usados como pisos francos y contra los puntos que utilizaban para pasar a la vecina Siria, ya que la provincia turca linda con territorio controlado por el ISIS en ese país. Los registros permitieron incautar "gran cantidad de material digital" acerca de la organización, asegura el comunicado. Tras estas detenciones, el número de foráneos implicados ascendería a 32, además de los 3 suicidas.

Con las redadas de este viernes se refuerza la pista que apunta a una célula vinculada al Estado Islámico (ISIS, por sus siglas inglesas) pero conformada por integristas procedentes de repúblicas de la antigua Unión Soviética. Además, varios medios locales apuntan a que el cerebro de los atentados sería un individuo ruso de origen checheno, Akhmet Chatayev. En declaraciones a la CNN, Michael McCaul, representante republicano y presidente de la comisión de Seguridad Interior del Congreso de EEUU, también ha mencionado este nombre.

Chatayev, apodado “El manco” por haber perdido una mano durante las guerras chechenas contra Moscú, recibió estatus de refugiado en Austria en 2003. En 2012 reapareció en Georgia, al ser detenido durante un incidente protagonizado por militantes islamistas chechenos en la frontera con la república rusa de Daguestán. Tras denegar Georgia su extradición a Rusia, escapó, se cree que a Turquía, desde donde habría trabajado en la clandestinidad para el ISIS como reclutador de aspirantes a yihadista del Cáucaso Norte, Rusia y la antigua Unión Soviética. El presunto cerebro del ataque al aeropuerto de Estambul también mantendría vínculos con la organización Emirato del Cáucaso, que ha jurado lealtad al ISIS.“[Chatayev] ha viajado a Siria en varias ocasiones y se ha convertido en uno de los principales responsables de operaciones del ministro de guerra del ISIS”, aseguró McCaul.

De acuerdo al diario Sabah, la policía turca ha lanzado una operación de busca y captura contra Chatayev, aunque se desconoce si continúa residiendo en Turquía. También señala este diario que el plan original de los yihadistas era tomar rehenes antes de comenzar la masacre, pero el hecho de que algunos empleados dieran la voz de alarma sobre su aspecto sospechoso y que dos agentes de policía se enfrentasen a ellos impidió que ejecutasen la operación como tenían pensado.

Las autoridades turcas habían explicado el jueves que los tres suicidas del aeropuerto eran de nacionalidad uzbeka, kirguís y rusa, éste último originario de Daguestán. Sin embargo, este viernes, la Fiscalía informó de que se hallaron los pasaportes de dos de los tres terroristas, ambos rusos y a nombre de Rakim Bulgarov y Vadim Osmanov. Por el momento se desconoce si se trata de la identidad real de los autores de la masacre o son pasaportes falsos. Además, se halló un ordenador inutilizado en un contenedor de basura cerca de la casa utilizada como piso franco por los tres yihadistas para preparar el atentado y la policía trata de recuperar su contenido.

“Dicen que hacen esto en nombre del Islam. Pero esto no tiene nada que ver con el Islam. Su lugar está en el infierno”, afirmó el presidente Recep Tayyip Erdogan, quien este viernes pronunció por primera vez desde el atentado el nombre del ISIS como autor de la matanza. “Es muy probable que sea el Daesh (acrónimo árabe del grupo yihadista)”, afirmó el mandatario turco, que ha sido muy criticado durante estos días por haber participado en la festiva inauguración de un nuevo puente mientras su país lloraba a los muertos.