Berlusconi será operado tras un ataque cardíaco que puso su vida en peligro

El expresidente italiano sufre una insuficiencia aórtica grave

El ex primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, el pasado domingo en Roma.Foto: reuters_live | Vídeo: Angelo Carconi

El expresidente italiano Silvio Berlusconi, de 79 años, será operado la próxima semana a corazón abierto después de que el pasado sábado sufriera una “insuficiencia aórtica severa” que, según declaró ayer su médico, Alberto Zangrillo, lo situó en riesgo de muerte. Berlusconi, que se encuentra ingresado desde el pasado martes en el hospital de San Raffaele de Milán, ya fue operado del corazón en 2006 en Estados Unidos para implantarle un marcapasos, que el pasado diciembre fue sustituido.

Más información
Silvio Berlusconi, ingresado en Milán por un problema en el corazón
La familia Berlusconi se adueña del mercado editorial italiano
Berlusconi regala una mansión a su novia para vivir separados
Críticas a Putin y Berlusconi por beberse un jerez de 1775 en Crimea

Según el relato ofrecido por el doctor Zangrillo, el magnate y líder de Forza Italia se sintió indispuesto el sábado por la noche y, pese a ello, el domingo por la mañana decidió ir a votar a su candidato a la alcaldía de Roma. Berlusconi departió incluso con un grupo de periodistas y, en su habitual tono de chanza, se lamentó del tiempo perdido con abogados “en vez de con mujeres” por sus muchos encontronazos con la justicia. Zangrillo explicó que el expresidente entendió desde el primer momento la gravedad de la situación: “Es un hombre que, una vez entendido que es absolutamente necesario erradicar el problema, no ha tenido la mínima duda y se ha puesto completamente en manos del equipo médico”.

La operación, según relató, durará unas cuatro horas y conllevará la sustitución de la válvula aórtica por otra biológica. “La sustitución”, explicó, “es una cirugía cardiaca convencional que implica la circulación extracorpórea y la visión directa del corazón”. Berlusconi deberá permanecer entre uno y dos días en cuidados intensivos. El doctor Zangrillo pidió a los medios prudencia a pesar de la gravedad que conlleva la dolencia en sí: “La tasa de mortalidad para esta patología –insuficiencia aórtica severa—sin intervención es del 10% en un año, y de ahí que nos hayamos decidido a tomar la decisión de operar”. La tasa de mortalidad en el caso de la operación a la que se someterá Berlusconi es del 2%.

Durante la mañana de ayer, algunos exponentes de la política italiana se acercaron al hospital San Raffaele con la intención de visitar al líder de Forza Italia, pero, dado su delicado estado, solo se permitió la entrada de sus familiares más cercanos, como su hija Marina, o su novia, Francesca Pascale, que se encontraba el sábado en Roma cuando el político sufrió el percance vascular.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS