Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Varoufakis se une a las fuerzas de izquierda que abogan por permanecer en la UE

El griego afirma que "votar por la salida de la UE sólo beneficiaría a una oligarquía nacional”, a las élites

Yanis Varoufakis en el acto de la iniciativa 'Otra Europa es posible', este sábado en Londres.
Yanis Varoufakis en el acto de la iniciativa 'Otra Europa es posible', este sábado en Londres. Getty Images

“Otra Europa es posible”, resume el mensaje que ha congregado este sábado en Londres a una diversidad de representantes de la izquierda y que el ex ministro griego de Economía Yanis Varufakis ha hecho suyo para pedir a los británicos que voten contra el Brexit en el referéndum del 23 de junio. “La Unión Europea sólo podrá democratizarse si el Reino Unido participa en el proceso”, ha defendido quien fuera la bestia negra de las instituciones comunitarias durante las negociaciones para el rescate de Grecia del año pasado y que se saldaron con su salida del Gobierno de Tsipras.

Varufakis se ha erigido en la estrella del encuentro auspiciado por la web openDemocracy en el campus de la universidad UCL, y en el que ha participado junto al portavoz laborista de Economía, John McDonnell, y la diputada de los verdes Caroline Lucas. “Procedemos de entornos, países y organizaciones diferentes, pero nos une la convicción de que sólo se puede conseguir una Gran Bretaña unida y próspera en el contexto de una lucha paneuropea para reformar la UE”, ha subrayado sobre esa refundación a la que aspira desde posiciones de la izquierda radical.

Cuando Varufakis subraya que “votar por la salida de la UE sólo beneficiaría a una oligarquía nacional”, a las élites y no a los trabajadores, está apuntando a ese sector de la izquierda británica que cuestiona el anclaje en Europa. El propio líder laborista, Jeremy Corbyn, apenas ha participado en la campaña de cara al próximo plebiscito y, sin bien apoya oficialmente la permanencia, sus reservas son bien conocidas. El grueso del votante del Labour se decanta a favor de la adhesión, pero al tiempo es muy crítico con la gestión de Bruselas y sus recetas de austeridad. Y entre muchos trabajadores ha calado el argumento —sobredimensionado por los partidarios del Brexit— de que el marco comunitario está avalando un aumento descontrolado de la inmigración.

“La razón por la que los servicios públicos están fallando son las persistentes políticas de austeridad que promueven una guerra de clase viciosa contra los británicos pobres”, ha insistido Varufakis, razonando al tiempo que “sin el trabajo, cualificaciones y dedicación de los inmigrantes empleados por la sanidad publica (NHS), ésta ya se habría colapsado”.

La reunión de este sábado en Londres persigue dar voz al movimiento “Otra Europa es posible” en una campaña que hasta ahora han acaparado los conservadores, a favor o en contra de la adhesión, pero compartiendo una misma visión socioeconómica de la que la izquierda reniega. Tanto la campaña por permanecer a la UE, encabezada por el primer ministro, David Cameron, como la que aboga por el Brexit de la mano de pesos pesados del partido tory “están infantilizando a los votantes de una forma sorprendentemente cínica”, ha alegado Varufakis.

Un comité parlamentario venía a darle la razón al publicar la víspera un informe en el que se acusa, tanto a la campaña del sí como a la del no, de confundir deliberadamente a los votantes con datos sobre el impacto económico de la permanencia o salida de la UE que carecen de fundamento.

Más información