Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El humo del tabaco se desplaza hacia China

China representa ya un tercio de los fumadores del planeta

Ejemplo de cajetilla genérica de tabaco.
Ejemplo de cajetilla genérica de tabaco.

El tabaquismo se mueve hacia zonas más permisivas. Las leyes restrictivas del humo y las tendencias demográficas han provocado que el grueso de los fumadores se concentre en Asia, con China como gran adalid: en el país viven 300 millones de fumadores, un tercio del total mundial, según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Una cifra que va en aumento, y que compensa el descenso en Occidente. En proporción, la situación es menos dramática si se compara con países como España, con tasas de tabaquismo en ambos casos de alrededor del 30%. La diferencia es que en el gigante asiático, la tendencia va en aumento, mientras que en Europa en general, disminuye. Con otro riesgo larvado: esa tasa media de China se compone de más del 50% de los hombres fumando, frente a menos del 3% de las mujeres. El peligro de que estas últimas se incorporen al tabaquismo, junto a la falta de regulaciones, hacen que el país asiático sea un polvorín tabáquico.

En la región, el gigante no está solo. Por ejemplo, la organización Tobacco Free Kids (Niños no Expuestos al Tabaco) señala que la zona de Asia-Pacífico representa ya el 65% del mercado del tabaco, cuando en 2005 era el 54%. En ese periodo, Europa Occidental ha pasado de ser el 12% al 9%; América del Norte, del 8% al 5%, América Latina, del 5% al 4%, y el Este de Europa, del 14% al 10%.

Los países y territorios en los que el consumo baja son los que más han apostado por medidas para restringir y desincentivar que se fume (aparte de los efectos de la crisis en Europa del Este). Pero son los menos. Con motivo del Día Mundial contra el Tabaco que se conmemora este 31 de mayo, la OMS ha centrado su campaña en el uso de etiquetados genéricos para los pitillos. Estos consisten en cajetillas todas del mismo color, ocupadas por mensajes sobre el peligro de fumar, y con solo un pequeño espacio para que figure la marca del producto, y ello sin poder usar colores o identificaciones de marca.

Estas cajetillas ya se usan en Australia, y se han anunciado en Irlanda y Francia, entre otros países. la Mesa del Tabaco española se opone a su implantación, y alega que el ritmo del descenso de fumadores en el gigante de Oceanía no ha variado desde su introducción. La OMS y las principales sociedades médicas europeas opinan que sí sirve.

En su último balance sobre las medidas de protección de la población ante el humo del tabaco, la OMS advierte de su escasa implantación. Aunque hay territorios, como California, que van más lejos. El Estado tiene una de las tasas más bajas de fumadores de Occidente, con un 12% de los adultos. Y en junio establece una nueva regulación: elevar la edad para fumar de los 18 a los 21 años. 

En general, las actuaciones que plantean la OMS y su implantación son las siguientes, según sus datos de 2015:

Restricciones de la publicidad. Ya operan en algún grado en 74 de los 195 países que han firmado la iniciativa para el control del tabaco de la OMS, pero cubre a más del 55% de la población.

Avisos en las cajetillas. Las tienen, siempre en distinto grado, 135 países que abarcan al 20% de los habitantes del mundo.

Entornos libres de humo. Hay alguna regulación en 118 países con el 18% de las personas.

Programas para dejar de fumar. Afectan al 15% de los habitantes del planeta que viven en 178 países.

Prohibición de la publicidad. La hay en 136 países, con el 12% de la población.

Aumento de impuestos. Lo han puesto en práctica 131 países y afecta al 10% de las personas.

Más información