Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ros-Lehtinen, la republicana que lucha por los derechos de su hijo transexual

La congresista hispana se suma a una campaña a favor de la tolerancia y clama contra las leyes que discriminan al colectivo

Ileana Ros-Lehtinen, con su marido y su hijo Rodrigo.
Ileana Ros-Lehtinen, con su marido y su hijo Rodrigo.

Ileana Ros-Lehtinen, congresista republicana de Florida, es una de las más firmes opositoras de la política exterior del presidente de Estados Unidos, Barack Obama. De origen cubano, Ros-Lehtinen ha rechazado sobre todo la política de apertura al gobierno de Raúl Castro y es un símbolo para los exiliados que consideran un error esta iniciativa. Sin embargo, en uno de los debates cruciales de la política estadounidense de las últimas semanas, las leyes discriminatorias con los transexuales que Estados como Carolina del Norte o Misisipi están promoviendo, la congresista hispana se ha situado sin titubeos del lado del Gobierno federal. Su hijo Rodrigo es transexual y para manifestar su apoyo inequívoco al colectivo, Ros-Lehtinen se ha sumado a una campaña para acabar con las leyes discriminatorias y fomentar la tolerancia.

La congresista ha participado esta mañana en el Miami Dade College en un acto de Save, una organización que promueve la igualdad y los derechos de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales (LGTBI) en Florida. Ha acudido con su hijo Rodrigo Heng-Lehtinen, que nació como Amanda, y su marido, Dexter Lehtinen, un antiguo fiscal. Los tres han dejado su testimonio en esta nueva cruzada por los derechos civiles. “Creo que con educación y diálogo estos problemas van a suavizarse. Ahora estamos en el peor momento porque los Estados ya han pasado estos proyectos de ley y el Gobierno federal ha dicho que no”, ha asegurado Ros-Lehtinen en declaraciones a EL PAÍS tras la celebración del evento.

La congresista republicana tiene clara la receta a aplicar ante las leyes discriminatorias, que pretenden, entre otras cuestiones, que los transexuales utilicen los cuartos de baño de las escuelas públicas según el género que se les asignó al nacer y no según el género con el que se sienten identificados. “Lo más importante es la aceptación, la tolerancia. Lo que queremos es que, en los colegios, nuestros hijos tengan unas clases sin violencia, la certeza de que no van a tener peligros. Estos proyectos de ley simplemente están dividiendo a las comunidades”, continúa Ros-Lehtinen.

Durante el acto, los Lehtinen han querido subrayar que el primer paso es que los transexuales encuentren el apoyo de la familia, que no se sientan rechazados cuando revelen el género con el que se sienten identificados. Cuando Rodrigo Heng-Lehtinen decidió comunicarlo, escribió una carta y se fue a casa de un amigo porque no sabía cómo iban a reaccionar sus padres. La respuesta de estos disipó todas las dudas de Rodrigo. “La familia es aceptar, es amor”, dijo la congresista durante el acto. Más emocionado fue el testimonio del padre, Dexter, que entre lágrimas, añadió: “Rodrigo ha cambiado de identidad de género, pero la persona no ha cambiado”.

La campaña en la que los Lehtinen se han implicado se llama La familia lo es todo y en ella aparecen los padres y Rodrigo con un llamamiento a la tolerancia. “Toda persona transgénero forma parte de una familia y debe ser tratada con compasión y protegerse contra la discriminación”, afirma la congresista en el anuncio.

Rodrigo Heng-Lehtinen, que es un activista en pro de la igualdad de los derechos del colectivo LGTBI, ha subrayado que el 60% de los transexuales aún es rechazado cuando revela su identidad. “Es una tragedia y por eso hemos decidido compartir nuestra historia. Hay que bajar es porcentaje al 0%”, ha asegurado.