Aznar cuestiona en Miami la política de apertura de EE UU hacia Cuba

El expresidente afirma que quienes pensaban que iba a haber cambios están equivocados

Aznar, en Miami, este jueves. G. De Cardenas EFE

José María Aznar, expresidente del Gobierno de España, desconfía de la política de apertura emprendida por la Administración de Barack Obama hacia Cuba. En acto en Miami, corazón del exilio cubano en Estados Unidos, Aznar ha sostenido que quienes pensaban que la relajación de la presión sobre el régimen de Raúl Castro iba a propiciar una nueva etapa política en la isla están equivocados. En su opinión, el congreso que el Partido Comunista de Cuba ha celebrado recientemente demuestra la cerrazón del régimen.

Aznar ha pronunciado estas palabras en un lugar simbólico, la Torre de la Libertad, un edificio ubicado en el centro de la Miami en el que fueron acogidos los primeros exiliados cubanos tras la revolución de Fidel Castro. Hoy es un lugar en el que la Miami Dade College, la institución académica de enseñanza superior más grande de EE UU, celebra sus actos más solemnes.

El expresidente del Gobierno ha participado hoy en la cumbre Concordia, que durante dos días va a reunir a numerosos dirigentes latinoamericanos para analizar los problemas que afronta la región. En su discurso, Aznar no mencionó de forma directa la política aperturista que Barack Obama inició hace un año y medio con Cuba, que ha supuesto la reanudación de las relaciones diplomáticas de ambos países tras más de medio siglo de hostilidad y aislamiento, pero sus palabras mostraron su discrepancia con la nueva etapa política.

"El chavismo es en buena medida responsable de su fracaso", afirma el expresidente del Gobierno

El botón de muestra, en su opinión, ha sido el congreso del Partido Comunista de Cuba. “Algunos creían que los gestos de buena voluntad de una parte de la comunidad internacional se iban a ver por fin correspondidos con importantes anuncio de apertura y de cambio. Parecía que dicho congreso, en lugar de definir la hoja de ruta conceptual del comunismo hasta el año 2030, serviría para abrir las puertas del cambio” y a “una democracia verdadera”, ha dicho Aznar, que ha añadido: “Quienes pensaban de esa manera se equivocaban y han topado, una vez más, con la cruda realidad”.

Aznar ha afirmado que la represión contra los opositores dentro de la isla continúa, y que incluso en los últimos tiempos ha ido a peor, un hecho que ha relacionado con “el relajamiento de la presión democrática y con la falta de apoyo suficiente a los disidentes por parte de la comunidad internacional”.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

El expresidente español ha llamado a los “cubanos de bien” a remar en la misma dirección para que la democracia llegue algún día a la isla. Y ha citado el ejemplo de la oposición de Venezuela. “El chavismo pretendió crear la versión actualizada y con recursos naturales del castrismo y lo que ha demostrado en un tiempo récord es la inviabilidad de este tipo de regímenes. El chavismo es en buena medida responsable de su fracaso, pero si hoy hay una mayoría de oposición en la Asamblea Nacional, si sigue habiendo un margen de esperanza para recuperar la democracia, es también gracias al ejemplo de unión logrado por el conjunto de la oposición democrática venezolana”, ha asegurado Aznar.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50