Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Roberta Jacobson será la próxima embajadora de EE UU en México

El Senado ratifica su nominación tras casi un año de bloqueo por su papel en el deshielo con Cuba

Estados Unidos ya tiene embajadora para México, uno de sus principales aliados en el hemisferio. El Senado ratificó este jueves a la secretaria de Estado adjunta para América Latina, Roberta Jacobson, para el puesto, diez meses después de que el presidente Barack Obama la propusiera.

La votación tuvo lugar después de que el republicano Marco Rubio levantara el bloqueo que mantenía a su votación en el pleno del Senado. Una medida con la que el senador por Florida protestaba por el prominente papel de Jacobson en el proceso de normalización de relaciones con Cuba iniciado en diciembre de 2014 y al que el excandidato presidencial se opone fehacientemente.

Negociación venezolana 

Si Rubio ha retirado ahora su veto no es porque haya cambiado de opinión sobre Jacobson o el deshielo, sino porque consiguió negociar, a cambio de no seguir impidiendo su confirmación, otra medida que lleva defendiendo desde hace tiempo: que el Congreso prolongue por tres años más la ley que impone sanciones contra funcionarios del Gobierno de Nicolás Maduro considerados responsables de violaciones de derechos humanos o de corrupción. Obama firmó esa primera ley el día después de anunciar la normalización de relaciones con Cuba y se espera que acceda ahora a volver a rubricarla antes de que expire la medida, a finales de año.

El Comité de Relaciones Exteriores del Senado dio su visto bueno a la prolongación de la ley en horas de la mañana y el pleno de la cámara alta lo ratificó en la tarde.

“En vista de cómo el deterioro democrático de Venezuela continúa por un camino hacia la ruina económica, la criminalidad rampante, y una polarización política cada vez más peligrosa, EE UU debe seguir presionando al régimen de Maduro”, dijo el senador demócrata Bob Menéndez, coautor de la ley.

"Maduro controla ahora el Tribunal Supremo y lo usa para anular las leyes aprobadas por la Asamblea Nacional. Estos abusos de poder y violaciones de los derechos humanos son una afrenta contra los pueblos libres en todo el mundo y EE UU tiene la responsabilidad de apoyar a los venezolanos ampliando estas sanciones", agregó Rubio tras lograr la extensión de sus medidas.

Un largo proceso de confirmación 

La intransigencia de Rubio ha chocado con la postura de muchos de sus compañeros de bancada, incluso de aliados como el senador por Arizona Jeff Flake. A pesar de ser uno de los mayores defensores de la normalización con Cuba, Flake también apoyó abiertamente la candidatura presidencial de Rubio, y durante meses trató de convencer a su colega de partido para que diera su brazo a torcer respecto a Jacobson. Flake subió esta misma semana a la tribuna del Senado para reclamar, una vez más, que se permitiera la votación de Jacobson.

“Es injustificable que EE UU deje pasar otro día más, por no hablar de otros diez meses, sin un embajador en México”, denunció el martes ante sus colegas. El senador republicano recordó que Jacobson ya había recibido el visto bueno del Comité de Relaciones Exteriores del Senado en noviembre, pese a lo cual su confirmación no avanzó. A comienzos de marzo, Flake se unió a senadores demócratas y a la influyente Cámara de Comercio Hispana en una campaña para impulsar la aprobación de Jacobson, que sin embargo ha tardado casi dos meses más.

La primera mujer al frente de la embajada en México 

Tras su confirmación, Jacobson se convierte en la primera mujer que ocupa el influyente puesto de embajador en México, vacante desde la marcha de Anthony Wayne en julio del año pasado. Obama propuso primero a la hija de inmigrantes mexicanos María Echaveste para el puesto, pero esta acabó retirando su candidatura en enero de 2015, ante lo dilatado de su proceso de confirmación por el Senado. Seis meses más tarde, Obama eligió a Jacobson, quien podrá ahora ocupar el influyente cargo al menos hasta que Obama deje la Casa Blanca, en enero de 2017.

Su jefe, el secretario de Estado John Kerry, celebró la ratificación de Jacobson, en quien dijo confiar para un "puesto clave" como el de embajadora en México, con quien EE UU mantiene una relación "única".

Jacobson es una diplomática de carrera con amplia experiencia en América Latina. Ocupa el máximo puesto del Departamento de Estado para la región desde marzo de 2012. Entre otros fue también subsecretaria adjunta para Canadá, México y asuntos relacionados con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA, por sus siglas en inglés), y también trabajó como directora de la Oficina de Relaciones con México, además ser la número dos en la embajada en Lima. Habla fluidamente español. En el último año ha sido la principal negociadora de Washington en las conversaciones para normalizar relaciones con La Habana que llevaron a la reapertura de embajadas en julio de 2015 y que culminaron con la visita de Obama a la isla hace un mes.