Un grupo de disidentes cubanos pide un cambio del sistema electoral de la isla

El proyecto #Otro18 busca que se permitan las candidaturas independientes en los comicios de 2018

Barack Obama y el líder disidente cubano Manuel Cuesta Morúa, el pasado 22 de marzo en La Habana.
Barack Obama y el líder disidente cubano Manuel Cuesta Morúa, el pasado 22 de marzo en La Habana.P. M. M. / AP

Un grupo significativo de disidentes cubanos quiere transformar el sistema político de su país desde dentro. “Vamos a ir de la ley a la ley”, aseguró este jueves Manuel Cuesta Morúa, portavoz del partido Arco Progresista, durante la presentación del proyecto político #Otro18 en Madrid. Esta plataforma ciudadana, que agrupa a unas 45 organizaciones, busca introducir cambios en las leyes electoral y de asociaciones ante los comicios parlamentarios de 2018 y el VII Congreso del Partido Comunista del próximo 16 de abril, en el que se plantearán cambios en el proceso de las elecciones cubanas. El primer paso en el plan de transformación de los disidentes es “abrir espacios dentro del actual sistema político, utilizando las normas existentes y proponiendo reformas básicas”, según el documento que presenta el proyecto.

El grupo quiere eliminar la Comisión Nacional de Candidaturas y su filtro de afinidades con el Gobierno, según el cual se acepta o no la nominación de un candidato. “Que sea un proceso que permita elegir y no solamente votar”, señaló Cuesta Morúa, cuyo partido, que se define como de tendencia socialdemócrata, tiene el símbolo de la rosa de la internacional socialista y el triángulo rojo de la bandera cubana. La elección presidencial directa, la libertad para presentar candidatos independientes y hacer proselitismo, un tabú en el país, según la organización, son demandas que van aparejadas en este punto.

Más información

“Nos amparamos en el artículo 21 de la declaración internacional de los derechos humanos: Toda persona tiene derecho a participar en el gobierno de su país, directamente o por medio de representantes libremente escogidos”, indicó el abogado Rolando Ferrer, de la ONG Foro Antitotalitario Unido Juan Wilfredo Soto García, que recibe su nombre del disidente muerto en 2011 tras recibir una paliza de la policía.

“Raúl Castro dejó claro que ya no puede más con el país”, advirtió Cuesta Morúa, en referencia al anuncio del presidente cubano de su decisión de dejar el poder en 2018. “Él se dio cuenta de que está agotado para afrontar los desafíos de Cuba”, agregó el líder disidente. La oposición quiere aprovechar la expectativas de la población con respecto al cambio generadas por el restablecimiento de las relaciones con Estados Unidos y la reciente visita del presidente Barack Obama a la isla, explicó Yusmila Reyna, de la Unión Patriótica de Cuba.

Reyna apuntó a la difusión de sus propuestas por redes sociales como una clave de la estrategia de #Otro18. El número de internautas cubanos aumenta, pero el ritmo del crecimiento es mesurado. Cuba es uno de los 20 países del mundo con menos hogares con Internet (4,1%), según el informe de la ONU Estado de la Banda Ancha 2015. El porcentaje de usuarios en la isla pasó de 23,2% en 2011 a 30% en 2014. El de República Dominicana este último año fue de 49,6%. La página del partido de Reyna está caída y enseña un mensaje de error.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Rolando Ferrer confió en que pese a que los cambios en la ley electoral corresponden más a “la necesidad del régimen de vender la imagen de un cambio” sí habrá apertura en el sistema. Las Damas de Blanco y el Movimiento Cubano de Liberación, dos de las organizaciones opositoras más destacadas del país, no participan en #Otro18, pero la plataforma asegura que “están juntos en un mismo camino” hacia la nueva Cuba.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50