Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al menos 18 muertos y 70 heridos en Calcuta al derrumbarse un puente

Las autoridades calculan que más de un centenar de víctimas siguen atrapadas bajo los escombros

FOTO: EFE

El derrumbe de un puente a medio construir en la ciudad de Calcuta, al este de India, ha causado la muerte de al menos 18 personas y herido a otras 70. Las operaciones de rescate de lo que se ha considerado una “tragedia monumental” —como tuiteó un portavoz del partido gobernante de Bengala Occidental, estado del que Calcuta es capital— continuarán toda la noche. No se sabe el número exacto de víctimas que siguen atrapadas bajo los escombros, pero las autoridades calculan que pueden ser más de un centenar.

En las imágenes de las cámaras de seguridad se ve una calle muy transitada con coches y peatones justo unos segundos antes de quedar sepultados por una sección de 100 metros de la estructura que colapsó. Las personas que se encontraban en el lugar se unieron a los primeros equipos de rescate para sacar con sus manos desnudas los cuerpos y los sobrevivientes.

“Era un poco antes de la una de la tarde. Iba conduciendo cuando escuché un fuerte ruido, como el de una bomba. Todo se volvió negro y perdí la conciencia”, aseguró uno de los sobrevivientes, Gopal Debnath, al periódico The Hindu. Él y su familia fueron rescatados de su coche, en el que quedaron atrapados.

“La situación es terrible, indescriptible. Con el derrumbe, explotó el tanque de gasolina de un autobús y quemó a varias personas. Algunos fueron rescatados, pero estaban completamente quemados. De otros solo recuperaron algunos trozos”, explica Biplap Rahama, un periodista local que acudió al lugar de los hechos.

El puente iba a ser de dos kilómetros de largo y se planeó para evitar las congestionadas calles de la zona. Girish Park, el lugar del suceso, es una de las zonas comerciales más viejas y frecuentadas de la ciudad. El jefe de la Fuerza Nacional de Respuesta a Desastres calificó la operación como “una tarea muy complicada”. Las estrechas calles han dificultado el acceso de equipo pesado para quitar los escombros. Cuando logró acceder al lugar, una grúa de 140 toneladas no pudo levantar un bloque de concreto bajo el cual se teme que haya personas atrapadas. 400 militares se unieron más tarde con perros rastreadores, cámaras de localización y equipos para cortar metal.

La jefa de gobierno del Estado, Mamta Banerjee aseguró que los culpables serán castigados y se apresuró a culpar al anterior gobierno por la tragedia. La compañía que construía el puente, el grupo IVRCL, comenzó la construcción en 2009 y tenía previsto terminarlo en 18 meses. Pero, casi siete años después, solo el 60% del puente había sido construido. Uno de los jefes de la compañía, Panduranga Rao, afirmó que “fue un acto divino. Esto no nos había pasado en 27 años”, agregó. Según sus estimaciones, hasta 40 personas se encontraban trabajando en la construcción del puente en ese momento. Algunos de esos trabajadores, y otras personas pobres, vivían debajo del puente en refugios temporales.

Las implicaciones políticas de esta tragedia son cruciales para las elecciones en el Estado el próximo mes. Se ha especulado que Banerjee había puesto especial presión en terminar la construcción para llevarse el crédito en las elecciones. Por otra parte, se cree que la izquierda en la oposición intentará culparla para ganar en las urnas.

El primer ministro de India, Narendra Modi, tuiteó desde Washington, donde se encuentra en una visita oficial “Mis pensamientos están con las familias de los que perdieron la vida en Calcuta. Deseo la pronta recuperación de los heridos”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información