Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas pide la formación de un Gobierno “estable” en España

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, felicita a Podemos por lograr "la derrota de la austeridad"

Simonetta Sommaruga y Jean-Claude Juncker
La presidenta de la confederación suiza, Simonetta Sommaruga, y el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker. AFP

Bruselas ha tomado el resultado de las elecciones generales del domingo en España con una cautela extrema, y ha pedido que el nuevo Gobierno sea "estable" pese a "todas las dificultades", según una portavoz. La Comisión Europea, además, ha reconocido este lunes que ha mandado una carta al presidente en funciones español y candidato a revalidar el puesto, Mariano Rajoy, felicitándole por los resultados electorales de la pasada noche que sitúan al Partido Popular (PP) como primera fuerza en España, aunque sin la mayoría suficiente para gobernar.

"La Comisión Europea toma nota de los resultados de las elecciones en España. Felicitamos al presidente Rajoy por haber ganado el mayor número de escaños", ha declarado una portavoz. Minutos más tarde, el presidente del Gobierno comunitario, Jean-Claude Juncker, negaba haber hablado con Rajoy aunque también alabó su resultado: "El Partido Popular es el principal partido y los otros han hecho lo que han hecho", ha declarado durante una breve comparecencia ante los medios.

Bruselas no se ha pronunciado sobre posibles coaliciones que desde la pasada media noche rondan en la estrategia de los partidos, y ha instado hasta tres veces —dos la Comisión y una Juncker— a que las autoridades de España hagan lo posible para "formar un Gobierno estable" y que pueda jugar "todo su papel en Europa", ha añadido el presidente de la Comisión, que comparte en la Unión Europea (UE) familia política con Mariano Rajoy.

En Alemania, el resultado que las urnas arrojaron el domingo en España provocó un raro mutismo en la política alemana, que se ha mantenido en silencio desde que se conocieron los resultados finales y que posiblemente durará hasta que culminen las negociaciones para formar Gobierno.

“La situación en este momento nos permite solo felicitar al pueblo español por la alta participación, pero no tengo muy claro todavía a quien se puede felicitar en esta situación”, señaló la viceportavoz del Ejecutivo alemán, Christiane Wirtz, al admitir que la canciller Angela Merkel (de la Unión Demócrata Cristiana, miembro del Partido Popular Europeo) aún no había felicitado a Rajoy. La portavoz recordó, en el marco de una rueda de prensa en Berlín, que el gobierno alemán tiene la costumbre de felicitar al jefe de gobierno elegido (o reelegido) y recordó que el ejecutivo no comentaba las decisiones tomadas en las urnas.

En la sede del partido Socialdemocrata alemán (SPD) el mutismo era aun mayor. “No se ha enviado ningún telegrama de felicitación a Madrid y todos los líderes se encuentran de vacaciones”, admitió una portavoz. El único que hasta el momento han querido comentar el resultad electoral en España ha sido el partido La Izquierda. “Felicitamos al líder de Podemos, Pablo Iglesias, por el impresionante resultado electoral [han logrado 69 escaños y se han convertido en la tercera fuerza]. Su triunfo es una cura de rejuvenecimiento para el sistema de partidos establecidos”, señalaron los copresidentes de la formación, Katja Kipping y Bernd Riexingerm, en un telegrama dirigido a Iglesias. “El claro perdedor es el presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, cuyo partido impulsó una política de austeridad que no toco el dinero de las clases altas, pero que elevo el paro juvenil a un 50%".

"Una política miope de rigor y austeridad no nos lleva a ninguna parte", dice Renzi

En Italia, el primer ministro, Matteo Renzi, entiende que el resultado de España debe servir para que Europa se dé cuenta de que "una política miope de rigor y austeridad no nos lleva a ninguna parte". Es la idea que, dice, defenderá en las instituciones comunitarias en los próximos meses y para la que espera "una compañía más numerosa". "Una batalla contra Europa, pero para Europa" es lo que quiere encabezar el primer ministro, del Partido Democrático.

Además, Renzi ha aprovechado el escenario inestable que se plantea en España para ensalzar su reciente reforma de la ley electoral, conocida como Italicum, que premia al ganador con la mayoría si obtiene el 40% de los votos. "Es la España de hoy, pero parece la Italia de ayer", ha dicho Renzi. Con esta nueva ley, celebra que ha eliminado los "bailes post electorales" que ahora tendrá que enfrentar España. "Estabilidad, buen sentido, certeza" son las cualidades de las que dotará al país esta nueva norma y que están en cuestión en España.

"Me parece que no ha ganado nadie y que se va hacia una situación de difícil gobernabilidad", opina Roberto Maroni, presidente de la región de Lombardía y número dos de la xenófoba Liga Norte. Añade que el resultado electoral "debe hacer reflexionar a todos los partidos tradicionales" porque "el viento del cambio está llegando y está soplando fuerte".

Para el filósofo Massimo Cacciari, es la confirmación de la crisis histórica que viven los partidos tradicionales en toda Europa. En España, plantea que la victoria de los populares no es tal, porque no puede entenderse como un victoria haber perdido cuatro millones de votos en dos elecciones.

Tsipras felicita a Podemos

Aunque, a diferencia de Pablo Iglesias en Grecia, no participó en ningún acto de campaña de Podemos, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, no ha tardado en manifestar su entusiasmo en las redes sociales por el tercer puesto logrado por la formación que lidera Pablo Iglesias. “La austeridad ha sido derrotada políticamente también en España”, tuiteó el líder de Syriza, partido hermano de Podemos y del Bloco de Esquerda portugués (actual socio de coalición del Gobierno de António Costa).

En otro tuit, Tsipras declaraba: “Nuestra lucha [de Syriza] queda justificada. ¡Europa está cambiando!”. El jefe del Gobierno de Atenas llamó por teléfono a Iglesias –que ha participado como invitado de honor en las campañas de las dos elecciones legislativas y el referéndum celebrados este año en Grecia- tras conocerse los resultados.

A través de un comunicado, Tsipras incidió en la lucha contra la austeridad, mantra de su programa electoral, y aun de Gobierno pese a las concesiones impuestas por los acreedores para facilitar el tercer rescate. "La austeridad ha sido derrotada políticamente también en España. Las fuerzas de defensa de la sociedad han entrado activamente en la escena política", rezaba el comunicado.

También su partido se pronunció de manera entusiasta sobre el triunfo de Podemos, al señalar mediante un comunicado que los españoles han dado la espalda a los cuatro años de "políticas neoliberales", y han puesto fin a la era del bipartidismo. Los resultados demuestran que han merecido la pena “las luchas de los pueblos de Grecia, España y Europa contra las políticas neoliberales”.

Por otro lado, el portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, John Kirby, evitó ayer valorar las posibles consecuencias del resultado de las elecciones. “No voy a especular sobre cómo será el futuro Gobierno”, dijo en rueda de prensa. El portavoz felicitó a los españoles por su participación electoral, subrayó que España es un “importante aliado en la OTAN y un amigo cercano” de Estados Unidos, y dijo que Washington desea trabajar con el futuro Ejecutivo.

 

 

Información elaborada también por Enrique Müller, María Salas Oraá, María Antonia Sánchez-Vallejo y Joan Faus.

Más información