Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barack Obama advierte al ISIS: “Ustedes son los siguientes”

El presidente de Estados Unidos reconoce que la lucha contra el Estado Islámico será difícil y anuncia un viaje de Carter a Oriente Próximo

Barack Obama.

No se trata tanto de lo que vaya a comunicar como el acto de hacerlo en sí mismo. No se trata de informar sobre un cambio de estrategia —que no lo hay— para derrotar al autodenominado Estado Islámico (ISIS, siglas en inglés) sino del hecho de que sus conciudadanos sepan que su presidente está trabajando en ello. Cada vez que Barack Obama comparece ante la prensa para hablar del ISIS transpira que no hay información nueva relevante pero queda claro que el presidente es consciente de la importancia de mantenerse en contacto con su país.

Como en ocasiones anteriores, Obama declaró que los líderes del Estado Islámico "no se pueden esconder" porque están en el punto de mira de Estados Unidos y la coalición que este país lidera para derrotarlos en Irak y Siria. A diferencia de otras veces, el mandatario hizo su alocución desde un lugar cargado de simbolismo, el Pentágono, donde poco antes de hablar se había reunido con su equipo de seguridad nacional.

“Estamos golpeando al ISIS más fuerte que nunca”, dijo Obama, que aportó el dato de 9.000 bombardeos contra el ISIS hasta la fecha y el hecho de que los yihadistas han pedido terreno en Irak, donde ahora solo controlan un 40% del territorio que solían tener. El mandatario también citó pérdida de terreno del ISIS en Siria pero no aportó datos.

El mensaje es bien sencillo, prosiguió el mandatario, no se pueden esconder y “ustedes son los siguientes”, dijo a los integrantes del ISIS. Pero el presidente reconoció que es imperante que la lucha contra el ISIS avance más rápido, para lo que solicitó a los aliados que incrementen su apoyo militar a la coalición compuesta por 65 países. Por su parte, Obama informó de que su secretario de Defensa, Ashton Carter, viajaría este mismo lunes a Oriente Próximo para tratar de aumentar las contribuciones de esos países a la campaña militar de la coalición internacional.

Ataques 'quirúrgicos'

Mientras la lucha contra el ISIS continúa, la coalición debe plantearse ataques "quirúrgicos" y “de precisión” para matar a los líderes del ISIS "uno a uno". Obama detalló que en noviembre se han lanzado "más bombas" contra objetivos del ISIS que en ningún otro mes desde que comenzó la campaña militar a mediados de 2014. El presidente reconoció que sobre el terreno, a su vez, la coalición libra una batalla feroz.

Obama, demócrata, es criticado por los republicanos por no estar haciendo lo suficiente para contrarrestar el terror del ISIS y carecer de una estrategia para eliminarlo. Tras los ataques yihadistas de París y el asalto a tiros de San Bernardino (California) por una pareja de radicales islámicos, las filas republicanas acusan al presidente de inefectivo y dudan de que la seguridad nacional esté garantizada.

Tras París, y tras San Bernardino, Obama repite el mismo discurso para erradicar al ISIS: el despliegue de fuerzas especiales —que ya están sobre el terreno—, el entrenamiento y asesoramiento a las fuerzas locales que combaten a los yihadistas, acabar con las operaciones del ISIS a través de cortar su financiación y su reclutamiento y, finalmente, que una persistente diplomacia acabe con la guerra en Siria, para que todos los actores implicados puedan centrarse en destruir al ISIS.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información