Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía belga realiza una fuerte redada en Molenbeek sin detenciones

Dos de los siete arrestados han sido inculpados y otros cinco liberados

La justicia belga ha lanzado las primeras inculpaciones formales por el caso de los atentados de París. Dos de los siete detenidos el pasado fin de semana han sido formalmente encausados, acusados de dirigir un atentado terrorista, según ha informado la fiscalía. Los otros cinco han quedado en libertad.

La policía belga ha realizado una extensa redada durante más de cuatro horas en Bruselas relacionada con los sangrientos atentados de París. Pese al enorme dispositivo desplegado y los indicios de que había al menos una persona detenida, la fiscalía ha confirmado a EL PAÍS que la operación ha concluido sin detenciones. La propia fiscalía había asegurado unas horas antes que el objetivo de las pesquisas era encontrar a Salah Abdeslam, hermano de uno de los suicidas fallecidos en los ataques y cerebro de lo ocurrido en Francia, actualmente huido.

Salah Abdeslam, considerado muy peligroso, nació y creció en el barrio belga de Molenbeek y al menos uno de los vehículos que participó en los atentados francesas estaba alquilado a su nombre. Fue controlado al pasar la frontera francobelga después de los atentados, pero no arrestado. Las fuerzas de seguridad han lanzado esta mañana dos redadas en ese distrito, con un centenar de policías que está ahora sobre el terreno. Otras investigaciones hablaban el domingo de que Salah podría haber huido a España. Las autoridades francesas emitieron un comunicado el domingo por la noche a las fuerzas de seguridad de los países vecinos alertando de la identidad y peligrosidad de este individuo.

Un detenido en Alemania

La policía alemana ha detenido a un hombre argelino en un centro de refugiados por su posible conexión con los ataques del viernes en París, ha informado Reuters. El hombre, arrestado en el pueblo de Arnsberg, al oeste del país, está siendo investigado como sospechoso de haber dicho a refugiados sirios del centro que el miedo y el terror se expandirían por la capital francesa. También ha sido acusado de haber hablado de una bomba.

El fiscal jefe de Arnsberg, Werner Wolff, ha dicho que se están haciendo comprobaciones acerca de la credibilidad de las acusaciones. “Ahora mismo hay una investigación en curso”, ha dicho Ralf Jaeger, el ministro del Interior para el Estado de Renania del Norte Westfalia, quien ha añadido que por el momento no hay pruebas sólidas acerca de una conexión entre los autores de los ataques en París y Renania del Norte Westfalia.

Lejos de detenerlo, las autoridades belgas han liberado este lunes a su hermano Mohamed Abdeslam, que, al igual que otros cuatro sospechosos, ha quedado libre "sin la menor inculpación, lo que quiere decir que no hay el menor indición contra él", ha asegurado su abogada, Nathalie Gallant, a la agencia de noticias France Presse (Afp).

"No sé donde está mi hermano", ha señalado Mohamed horas después de ser liberado, según la prensa local citada por Afp. Mohamed declara además que sus hermanos --muerto al inmolarse en París y huido desde el viernes-- "tienen actitud normal".

La presión por encontrar rápidamente claves en la conexión belga de los atentados, ideados en el país europeo y en Siria, ha llevado a las autoridades a actuar rápidamente. Pero las pesquisas, al menos de momento, no han dado el resultado esperado pues Salah sigue aún desaparecido.

Una parte del barrio bruselense de Molenbeek, considerado refugio de terroristas, ha permanecido toda la mañana acordonada y un centenar de policías —encapuchados, en su mayoría— con perros vigilaba los edificios de no más de cuatro plantas. En uno de ellos, tres agentes especiales descendieron por el tejado y entraron por la ventana en una de las viviendas superiores. El registro duró una hora escasa y los agentes salieron por la puerta y las manos vacías: allí no había nadie. Durante el despliegue ha llegado a haber un agente con metralleta por cada portal de las calles bajo estrecha vigilancia y los vecinos que salían de sus viviendas (casi todas mujeres) eran escoltadas por las fuerzas de seguridad hasta la zona fuera del cordón policial.

El cerco policial se agrandaba a medida que avanzan las horas y en la zona se han oído dos fuertes sonidos similares a disparos. Las autoridades locales lo niegan y aseguran que se trataba de petardos para alertar a la población de que se no acercase. Un furgón blindado llegó a la zona, poco antes del fin de la operación, para apoyar a las fuerzas allí desplegadas donde también había una unidad de bomberos.

Yihadista huido a Siria

Más allá de los registros de este lunes, la prensa ha divulgado que otra de las personas claves en los ataques, Abdelhamid Abaaoud, habitaba también en Molenbeek, aunque huyó a Siria. Abaaoud fue condenado a 20 años de prisión el pasado julio por haber liderado un grupo terrorista, pero ya entonces había huido. El hombre, de 29 años, estaba al frente de la célula de Verviers, ciudad belga que fue objeto de una espectacular redada en enero para desmantelar ese grupo, al que se atribuían intenciones inmediatas de atentar.

Abaaoud es un terrorista particularmente sanguinario, que se mofa, en una entrevista para una revista del Estado Islámico, de haber escapado a todas las fuerzas de seguridad de diferentes países a pesar de que estaba identificado. Este belga de origen marroquí telefoneó al hermano de uno de los presuntos yihadistas abatidos por la policía en Verviers, según la cadena flamenca VTR. Y enroló en el Estado Islámico a su hermano pequeño, Younès, de solo 13 años.

El barrio de Molenbeek ha sido uno de los escenarios relacionados con varios de los atentados perpetrados por islamistas radicales en Europa, incluido el 11-M español. Además de las redadas en ese distrito, también esta mañana se ha registrado una amenaza de bomba en el barrio europeo de Bruselas, en la calle Joseph II, muy cerca de las instituciones de la UE. La alarma ha venido por un coche con matrícula francesa que tenía en su interior una maleta sospechosa, según informa la prensa belga.

Más información