Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU y Rusia fijan un calendario para celebrar elecciones en Siria

Kerry anuncia que el pacto alcanzado en Viena prevé la celebración de comicios de 18 meses

Kerry charla con Lavrov, este sábado en Viena.
Kerry charla con Lavrov, este sábado en Viena.

La onda de choque de los ataques terroristas encadenados de París aceleró este sábado los pasos diplomáticos para la búsqueda de una salida negociada en Siria tras cerca de cinco años de guerra. Estados Unidos y Rusia se pusieron de acuerdo en fijar un calendario para una salida negociada en un foro internacional reunido en Viena. Según anunció el secretario de Estado de EE UU, John Kerry, el pacto prevé la celebración de elecciones en Siria dentro de 18 meses.

El jefe de la diplomacia norteamericana anunció que el primer paso debe ser el establecimiento de una vía de diálogo directo antes del 1 de enero próximo entre el régimen de Bachar el Asad y los principales grupos rebeldes, tras la aceptación de un alto el fuego amparado por mecanismos de verificación de Naciones Unidas. Kerry —que excluyó al Estado Islámico y al Frente al Nusra (Al Qaeda) del proceso de diálogo— destacó que ahora se cuenta con el consenso de los cinco miembros permanentes con derecho a veto del Consejo de Seguridad (Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido y Francia), según informó la agencia Efe.

“Todo esto parece utópico”, admitió el ministro de Exteriores alemán Franz-Walter Steinmeier, citado por France Presse, “pero todas las potencias ya están sentadas a la mesa”. “El proceso incluye la formación de un Gobierno de transición dentro de seis meses” para la organización de los comicios y la elaboración de una nueva Constitución, puntualizó. Tras los atentados de París, aseguró el ministro alemán, ha aumentado entre los países reunidos en Viena la “determinación de seguir adelante (…) para poner fin a las matanzas en Siria”. “Pero nadie se hace muchas ilusiones ante la dificultad de la tarea que nos espera”, advirtió.

Los negociadores presentes en la capital austriaca no se han puesto aparentemente aún de acuerdo sobre la participación El Asad en el diálogo. Mientras Rusia e Irán insisten en que el presidente sirio debe ser parte del proceso político para poner fin al conflicto, Estados Unidos, y sobre todo Arabia Saudí, que lo rechaza de plano, preferirían no contar con él. Varios países europeos e islámicos se han mostrado dispuestos a aceptar su presencia en una primera fase de las conversaciones, si ello servía para desbloquear el diálogo político.

“Hemos sido informados por nuestros socios en esta iniciativa de que él [El Asad] dice estar preparado para actuar con seriedad, enviar una delegación y comprometerse en un proceso negociador”, se limitó a constatar Kerry en una conferencia de prensa conjunta con el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, informa Reuters.

Sin dar a entender finalmente si se va a abrir al líder del régimen de Damasco la puerta de las negociaciones, el jefe de la diplomacia estadounidense había destacado poco antes las “divergencias existentes” entre los países del denominado Grupo Internacional de Asistencia a Siria, que se ha dado un plazo aproximado de un mes para convocar una nueva sesión.

El ministro de Exteriores ruso aseguró que existe un “creciente consenso sobre la necesidad de crear una coalición internacional para luchar contra el Estado Islámico”. Arabia Saudí, sin embargo, anunciaba tras la conclusión del foro de Viena que seguirá apoyando a los rebeldes sirios si el presidente El Asad no es apartado del poder.

Veto saudí al líder sirio

El ministro de Exteriores saudí, Abdel al Yubeir, dijo que Riad “apoya al pueblo sirio, y respalda un proceso político que derive en su renuncia como gobernante. En caso contrario, seguiremos ayudando a la oposición para que sea expulsado por la fuerza”.

La alta representante para política exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, se mostró optimista anoche sobre los resultados de la reunión de Viena, pero no quiso detallar sus resultados hasta que haya informado el lunes a los titulares de Exteriores de la Unión.