Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Banco de Inglaterra apoya la permanencia en la Unión Europea

El gobernador dice que pertenecer a la UE "ha favorecido la apertura de la economía británica"

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, este miércoles en Oxford.
El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, este miércoles en Oxford. REUTERS

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney expresó este miércoles su apoyo a la permanencia de Reino Unido en la Unión Europea, y destacó los beneficios económicos para el país de permanecer en el bloque. Su defensa de que el país continúe siendo un miembro de una UE reformada, que coincide con la publicación de un informe de 100 páginas sobre el asunto elaborado por el propio banco central, supone un respaldo al primer ministro, el conservador David Cameron, que se ha comprometido a someter a referéndum la permanencia del país en la UE antes del final de 2017. Él mismo, según diversas fuentes, pudo haber animado al gobernador del banco central a intervenir en el debate.

Consciente de los riesgos de pronunciarse públicamente sobre un tema que divide a la opinión pública británica en dos mitades, según las encuestas, Carney ha decidido centrarse en las repercusiones de la decisión para el Banco de Inglaterra, organismo independiente políticamente. Pero ha destacado que Reino Unido ha sido posiblemente el principal beneficiario del mercado común de 28 países. “La pertenencia a la Unión Europea ha favorecido la apertura de la economía británica, facilitando su dinamismo y, a la vez, creando algunos retos en cuestiones que afectan a la estabilidad monetaria y financiara para el Banco de Inglaterra. Hasta ahora hemos sido capaces de superar esos retos”, declaró en una conferencia en Oxford, a última hora de la tarde.

Pero Carney no apoyó una permanencia a cualquier precio. El gobernador de la autoridad monetaria británica defendió que Reino Unido necesita salvaguardar los intereses de los países fuera de la eurozona, a medida que aquellos que comparten la moneda común avanzan en su integración. Así, pidió al primer ministro, que se dispone a negociar con sus socios europeos la reforma de la relación de Reino Unido con la UE, que exija “compromisos claros” a sus socios a ese respecto.

Respecto a la inmigración europea, uno de los frentes más controvertidos de la negociación que tiene por delante Cameron, Carney aseguró que la libre circulación de trabajadores permite a Reino Unido un crecimiento económico más rápido. El gobernador no habló de los escenarios que se desplegarían en el caso de una eventual salida de la UE, al considerar que son demasiados como para poder analizarlos adecuadamente.

Los gobernadores del banco central británico han evitado históricamente opinar públicamente en cuestiones políticas. Pero Carney ya se pronunció en las semanas previas a la celebración del referéndum sobre la independencia de Escocia, el año pasado, advirtiendo a los votantes escoceses de los riesgos de abandonar Reino Unido.