Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La controversia catalana resuena en América Latina

El Gobierno mexicano no ha declarado ninguna postura oficial

El presidente colombiano Juan Manuel Santos ha apoyado la unidad

Votación en un colegio electoral de Barcelona.
Votación en un colegio electoral de Barcelona. EFE

La controversia política de Cataluña resuena en América Latina. En México las elecciones autonómicas se han seguido con atención pero sin reacciones de relieve. Ninguna institución oficial del Ejecutivo mexicano ha declarado oficialmente postura alguna sobre el resultado en Cataluña. “La tradición del Gobierno de México ha sido la de respetar los asuntos internos de los países”, explica una fuente diplomática que declina dar su nombre. 

Algunos legisladores mexicanos sí expresaron, a título personal, su apoyo a las listas a favor de la separación de Cataluña de España. El senador Alejandro Encinas (del izquierdista Partido de la Revolución Democrática, PRD), difundió una carta en la víspera de las elecciones en las que apoyaba la “autodeterminación de los pueblos” refiriéndose a los comicios catalanes.

En Colombia recuerdan las palabras del presidente, Juan Manuel Santos, hace una semana ante un nutrido grupo de importantes empresarios españoles: “Si España se debilita, todos somos más débiles. Y si España se fortalece, todos somos más fuertes”, recalcó el mandatario colombiano, que se unía así a la lista de dirigentes mundiales que se habían referido a la polémica por el encaje de Cataluña en España. “La España de hoy es una fuerza positiva para el mundo, y así debe seguir siendo. Por eso apoyamos el respeto del principio esencial de la integridad constitucional y territorial de España”.

El expresidente boliviano Carlos Mesa se ha pronunciado con rotundidad: "En una Europa que afronta su mayor crisis como proyecto desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, esta tensión española no es una buena noticia (...). Desde América Latina, la de una sociedad plural de lenguas y cosmovisiones distintas que buscan integrarse, no es posible entender que el quiebre, la ruptura y la negación sean las respuestas adecuadas de una o más regiones de la península para proyectarse al futuro".

Con información de Verónica Calderón (México), Javier Lafuente (Bogotá) y Fernando Molina (La Paz).