Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite el ministro principal de Irlanda del Norte

El Gobierno atraviesa una crisis por presuntas actividades de antiguos miembros del IRA

Peter Robinson tras anunciar su dimisión.
Peter Robinson tras anunciar su dimisión. Getty

El ministro principal de Irlanda del Norte, Peter Robinson, presentó el jueves su dimisión como consecuencia de la crisis política abierta en su Gobierno debido a las investigaciones policiales que apuntan a la supuesta actividad de antiguos miembros del IRA. El detonante de la crisis fue el asesinato, el pasado agosto, del antiguo miembro de la organización terrorista Kevin McGuigan.

La policía cree que el Ejército Republicano Irlandés (IRA), teóricamente inactivo desde 2005, tuvo que ver con el asesinato, y el miércoles arrestó a un alto cargo del Sinn Féin, antiguo brazo político del IRA, como resultado de las pesquisas. Los acontecimientos han colocado al borde del colapso al Gobierno autónomo norirlandés, formado por cuatro partidos, tras abandonar la coalición en agosto el Partido Unionista del Ulster, precisamente tras el asesinato de McGuigan.

Robinson, líder del Partido Unionista Democrático (DUP), ha pedido a su compañera de partido Arlene Foster que actúe de ministra principal en funciones, para asegurar “que nacionalistas y republicanos no tomen decisiones financieras y de otro tipo que puedan ser perjudiciales para Irlanda del Norte”.

Intento fallido

La decisión se produce después de que fracasara el intento de Robinson de que la Asamblea de Irlanda del Norte, la cámara con poderes legislativos delegados, aprobara su paralización temporal hasta que se esclarezca la supuesta implicación de exmiembros del IRA en el asesinato de McGuigan. El Sinn Féin, los Unionistas del Ulster y el partido Social Demócrata y Laborista votaron el jueves en contra de dicha medida, que habría supuesto un paso previo a una hipotética solicitud a Londres para que suspenda la Asamblea. La derrota ha provocado la dimisión de todos los miembros del Gobierno del DUP salvo la de la propia Foster.

La ministra para Irlanda del Norte, Theresa Villiers, ha asegurado que el Gobierno británico no suspenderá las instituciones autónomas y ha hecho un llamamiento a la unidad de los partidos.

El primer ministro David Cameron expresó, a través de una portavoz, su profunda preocupación por el empeoramiento de la crisis política en Irlanda del Norte. “Las conversaciones del primer ministro con Villiers y Robinson son la oportunidad para decidir qué pasos se deben seguir”, añadió.